Procedimiento de actuación en los centros de trabajo para la prevención de contagios por coronavirus_28-01-21

Canal público / Prevención de riesgos laborales

Thanks for your subscription!
186 vistas
0 Gustos
0 0
Esoc Prevención: Procedimiento de actuación en los centros de trabajo para la prevención de contagios por coronavirus

Compartir en redes sociales

Compartir enlace

Use permanent link to share in social media

Compartir con un amigo

Por favor iniciar sesión para enviar esto document ¡por correo!

Incrustar en su sitio web

Seleccionar página de inicio

10. prevencion@grupoesoc.es | grupoesoc.es | 965 22 99 10 - La obligación del aislamiento preventivo o, en su caso, cuarentena. - Que el par te de baja y los de confirmación serán emitidos sin la presencia física de la persona trabajadora. La persona interesada no debe ir a recoger los partes, puede recogerlos otra persona o utilizar otros medios disponibles para evitar desplazamientos. - Que au nque los partes de baja y alta serán emitidos por enfermedad común, el INSS realizará el procedimiento interno correspondiente para convertirlos en accidente de trabajo, a efectos de prestación económica. - Las medidas y recomendaciones preventivas generale s, sobre todo de higiene, de los lugares de trabajo.

1. prevencion@grupoesoc.es | grupoesoc.es | 965 22 99 40 Versión 2 8 / 01/2021 PROCEDIMIENTO DE ACTUACIÓN EN CENTROS DE TRABAJO PARA LA PREVENCIÓN DE CONTAGIOS POR CORONAVIRUS (COVID - 19) Este protocolo está en revisión permanente en función de la evolución y nueva información que se disponga de la infección por el nuevo coro navirus (SARS - CoV - 2) Protocolo Aprobado por: Fdo.: En _ a ___________ de _________________________ de ___________

4. prevencion@grupoesoc.es | grupoesoc.es | 965 22 99 4 C. RESTO DE TRABAJADORES/AS. 1. Si los trabajadores/as han tenido un contacto con el posible caso de contagio, deberán controlar su temperatura dos veces al día y si se presenta fiebre (37º o más) seguirán las actuaciones propias del apartado I.A (ACTUACIÓN POR PARTE DEL TRABAJADOR/A). 2. Reforzar las prácticas de estricto lavado de manos, evitar tocarse cara, ojos, nariz o boca. 3. En caso de dudas respecto a lo s síntomas, contactar a través del teléfono correspondiente a su Comunidad Autónoma/ servicio sanitario del servicio de prevención de riesgos laborales . Ver Anexo 1. III. - TRABAJADORES/AS SENSIBLES En estos casos, personas con enfermedad cardiovascular, incluida hipertensión, enfermedad pulmonar crónica, diabetes, insuficiencia renal crónica, inmunodepresión, cáncer en fase de tratamiento activo, enfermedad hepática crónica severa, obesidad mórbida (IMC>40), embarazo y mayores de 60 años, deberán extrema r las medidas de higiene personal y a ser posible realizarán TELETRABAJO. En caso de dudas respecto a posibles síntomas, contactar a través del teléfono correspondiente a su Comunidad Autónoma/ servicio sanitario del servicio de prevención de riesgos labor ales . Ver Anexo 1. En todo momento se deberán seguir las indicaciones de las Autoridades Sanitarias. Pueden acceder al documento completo en nuestra web de Grupo Esoc Procedimiento completo Salud Pública. Anexo 1.

20. prevencion@grupoesoc.es | grupoesoc.es | 965 22 99 20 Figura . Categorización de riesgo cualitativa de transmisión por aerosoles en distintos escenarios, dependien do del tipo de estancia, el número de personas reunidas, el uso o no de mascarilla (sin especificar tipo) y las actividades realizadas en la reunión. Actitudes que reducen la emisión de aerosoles por las personas Al hablar alto o cantar se emiten mas aeros oles que al permanecer en silencio o hablar bajo. Así, una medida sencilla y eficaz para reducir el riesgo de contagio es el silencio. Hay espacios en los que es de fácil aplicación como en transporte público o salas de espera. En lugares donde no es posi ble usar la mascarilla, como los restaurantes mientras se está comiendo, es recomendable mantener unos niveles de ruido bajos (no poner música ni televisión) con objeto de reducir el tono de voz de las personas, reduciendo de este modo la emisión de aeroso les. Aumento de la distancia física interpersonal y reducción del tiempo de contacto La concentración de aerosoles es superior a distancias cortas de la persona emisora, de ahí la recomendación de aumentar la distancia física interpersonal, que también es una medida efectiva para reducir el riesgo de contagio por gotas. A mayor número de personas, mayor probabilidad de que haya una persona infectada, y mayor número de personas expuestas susceptibles de contagiarse por un único caso índice. También, a mayor número de personas, mayor dificultad para mantener la distancia interpersonal. De ahí la recomendación de reducir los aforos. La exposición depende de la concentración y del tiempo. A mayor tiempo de exposición, mayor dosis infectiva recibida. Además, en e spacios interiores mal ventilados, en presencia de una persona con capacidad infectiva, la concentración en el aire aumenta con el tiempo pues se acumulan los aerosoles. Priorización de espacios exteriores Se recomienda un uso prioritario de los espacios a biertos. Sin embargo, en estos también se debe llevar mascarilla y guardar distancia interpersonal, ya que aunque el riesgo de transmisión se reduce considerablemente en el exterior, también se han producido transmisiones y brotes en reuniones de personas al aire libre. Reducción de la transmisión de SARS - CoV - 2 mediante aerosoles en los espacios interiores Ventilación natural o mecánica. Recomendaciones generales Para reducir el riesgo de transmisión de patógenos mediante aerosoles en ambientes interiores e s efectivo mejorar la ventilación. Se entiende por ventilación la renovación de aire interior con aire exterior. La ventilación puede ser por medios naturales mediante apertura de puertas y ventanas, forzada (mecánica) o una combinación de los dos sistemas (p.j., una entrada de aire por ventilación natural y una salida mediante extracción forzada).

18. prevencion@grupoesoc.es | grupoesoc.es | 965 22 99 18 EVALUACIÓN DEL RIESGO DE LA TRANSMISIÓN DE SARS - COV - 2 MEDIANTE AEROSOLES. MEDIDAS DE PREVENCIÓN Y RECOMENDACIONES. El Ministerio de Sanidad considera demostrado, en el Documento Técnico de fecha fecha 18 de noviembre de 2020, que el SARS - CoV - 2 se transmite mediante aerosoles que contienen virus viables generados por la persona infectada , especialmente en espacios cerrados y mal ventilados. La transmisión a partir de aerosoles no significa un alto nivel de contagiosidad (como el sarampión p .ej.), ni la necesidad de adoptar medidas de prevención complejas muy diferentes a las ya recomendadas, pero si reforzarlas e incorporar algunas nuevas, para evitar la transmisión en especial en los espacios interiores. En cuanto a las ya aplicadas, el us o correcto de mascarilla y la distancia física interpersonal han demostrado su eficacia en diferentes entornos para la reducción de la transmisión de SARS - CoV - 2 mediante aerosoles, aunque es necesario incidir en la necesidad de un ajuste adecuado de la mas carilla y de utilizarla siempre en espacios interiores compartidos, incluso a distancias mayores de 2 metros. Asimismo, se deben limitar los aforos en espacios interiores. En cuanto a las medidas adicionales en espacios interiores, se recomienda la reducc ión de nivel de ruidos, las actividades que aumentan la emisión de aerosoles (gritar, cantar, hablar en voz alta..), reducir la intensidad del ejercicio físico y asegurar una correcta ventilación de estos espacios . La ventilación adecuada puede realizarse con ventilación natural con el aire exterior o mediante sistemas mecánicos de ventilación y climatización que deben estar bien instalados y mantenidos y pueden incorporar sistemas de filtración de aire. Únicamente si no es posible conseguir la tasa de vent ilación adecuada mediante ventilación natural o mecánica, estaría recomendado el uso de purificadores de aire. Los sistemas germicidas para la inactivación de patógenos en bioaerosoles no se usaran de forma generalizada y solo pueden ser aplicados por prof esionales y siguiendo las normas técnicas y las recomendaciones del Ministerio de Sanidad. Todas las medidas propuestas son complementarias, deben realizarse de forma conjunta y deben ser revisadas de forma permanente según avance el conocimiento sobre SAR S - CoV - 2. Evaluación del riesgo de transmisión de SARS - CoV - 2 mediante aerosoles

11. prevencion@grupoesoc.es | grupoesoc.es | 965 22 99 11 NATURALEZA DE LAS ACTIVIDADES Y EVALUACIÓN DEL RIESGO DE EXPOSICIÓN Cualquier toma de decisión sobre las medidas preventivas a adoptar en cada empresa deberá basarse en información recabada mediante la evaluación de riesgo de exposición específica que se realizará siempre en consonancia con la información aportada por las autoridades sanitarias. En función de la naturaleza de las actividades y los mecanismos de transmisión del coronavirus SARS - CoV - 2, podemos establecer los diferentes escenarios de riesgo en los que se pueden encontrar los trabajadores, que se presentan en la Tabla 1. Entendemos por: • Exposición de riesgo: aquellas situaciones laborales en las que se puede producir un contacto estrech o con un caso sospechoso o confirmado de infección por el SARS - CoV - 2. • Exposición de bajo riesgo: aquellas situaciones laborales en las que la relación que se pueda tener con un caso sospechoso o confirmado, no incluye contacto estrecho. • Baja probabilidad de exposición: trabajadores que no tienen atención directa al publico o, si la tienen, se produce a mas de 1,5 metros de distancia, o disponen de medidas de protección colectiva que evitan el contacto (mampara de cristal, separación de cabina de ambulanci a, etc.). Por «contacto estrecho» de casos posibles, probables o confirmados se entiende lo definido en el Procedimiento de actuación frente a enfermedad por SARS - CoV - 2 (COVID - 19). https://www.mscbs.gob.es/profesionales/saludPublica/ccayes/alertasActual/nCov - China/documentos/Procedimiento_COVID_19.pdf MEDIDAS DE PREVENCIÓN FRENTE AL CORONAVIRUS (COVID - 19) EN LOS CENTROS DE TRABAJO

24. prevencion@grupoesoc.es | grupoesoc.es | 965 22 99 24 b. La reducción de aforos favorece el mantenimiento de la distancia interpersonal. 3. Reducir la emisión de aerosoles : a. Disminuir el tono de voz, evitar gritar. b. Reducir los niveles de ruido ambiental (lugares públicos) para favorecer que se pueda hablar en tono bajo. 4. Realizar al aire libre el mayor numero de actividades posibles. La mayoría de la transmisión se produce en interiores . 5. Evitar en lo posible los ambientes interiores concurridos y mal ventilados . 6. Reducir el tiempo de permanencia de ambientes interiores . Dependientes del ambiente interior 1. Ventilación natural o mecánica de espacios interiores . a) Los sistemas de climati zación deben evitar la recirculación de aire. b) Los sistemas de climatización deben maximizar la entrada de aire exterior. c) Ventilación natural cruzada para asegurar la renovación del aire interior con aire exterior. d) Evitar flujos de aire entre perso nas en ambientes interiores mal ventilados que pueden transportar aerosoles emitidos por personas infectadas. e) Cumplir las recomendaciones de operación y mantenimiento de los sistemas de climatización y ventilación de edificios y locales según la normati va vigente y las Recomendaciones del Ministerio de Sanidad y las organizaciones profesionales. f) Para cualquier sistema de ventilación se aconseja una ventilación mínima mediante aportación de aire exterior de 12,5 litros/segundo/persona. Se recomiendan v entilaciones superiores cuando la actividad desarrollada implica emisión elevada de aerosoles (por ej. ejercicio intenso, canto, etc.). g) Los medidores CO 2 pueden ayudar a comprobar si la ventilación es adecuada y deben utilizarse según el criterio de los técnicos de mantenimiento y las necesidades del local o edificio. 2. Retención de bioaerosoles y purificación del aire. a. Filtración de aire: usar filtros de aire con la eficacia más alta posible asegurando el caudal de aire recomendado y según las espec ificaciones del sistema de ventilación. b. Cuando no pueden aplicarse las medidas anteriores se pueden utilizar sistemas de purificación autónomos con filtros HEPA. c. Tratamientos germicidas: de forma excepcional y en ambientes interiores donde no se pued a ventilar, filtrar ni purificar el aire, y donde se generen situaciones con más riesgo de transmisión se puede valorar el uso de tratamientos germicidas. De forma general, la ventilación mecánica, la filtración y purificación del aire y los tratamientos g ermicidas deben realizarse con la supervisión de personal técnico especializado.

22. prevencion@grupoesoc.es | grupoesoc.es | 965 22 99 22 Colocación de las personas respecto al flujo de aire para evitar la transmisión de patógenos mediante aerosoles. Retención de bioaerosoles por filtración y sistemas de purificación de aire La retención de bioaerosoles por filtración consiste en hacer pasar el aire a través de un filtro de aire de categoría adecuada, de modo que un porcentaje elevado de los bioaerosoles de distintos tamaños quedan retenidos en el filtro. Esta estrategia contribuye a reducir la concentración de bioaerosoles y, por tanto, la probabilidad de ri esgo de infección. Los filtros se incluyen de forma rutinaria en los sistemas de ventilación de los edificios y su uso está regulado según lo contenido en el Reglamento de Instalaciones Térmicas de los Edificios, de aplicación obligatoria en España desde 2 007. El mantenimiento de estos filtros lo deben hacer los técnicos y profesionales acreditados. No se deben manipular por personas no cualificadas para evitar los posibles riesgos que de una mala práctica. Información general sobre filtros de aire Existen diversos tipos de filtros de aire según su capacidad de retención de partículas. La eficacia del filtro indica el porcentaje de bioaerosoles (de unas determinadas características) que quedan retenidos en el filtro en cada paso de aire. Los distintos tipos de filtros están regulados por diferentes normativas, que tienen ensayos definidos para la determinación de la eficacia del filtro en función del tamaño de partícula. En el contexto COVID, la fuente de contaminantes (bioaerosoles) está en el interior del l ocal. Por tanto, en este contexto hay que realizar algunas consideraciones en función de la situación concreta de cada caso, poniendo especial atención en mejorar la calidad del aire de los espacios en los que el sistema de ventilación recircula el aire in terior. Sistemas de retención de bioaerosoles cuando existe un sistema de climatización Si el equipo de climatización existente no recircula el aire y todo el aire procede del exterior, hay que verificar que el caudal de aire exterior garantice la ventilac ión requerida según los objetivos definidos anteriormente (5 ACH o 12.5 litros por persona y segundo). Si el sistema de climatización recircula el aire, el filtro debería ir situado en el circuito de aire de recirculación. En es e caso, se recomienda que el filtro de aire sea de la categoría más elevada posible (EPA, HEPA o ULMA, de menor a mayor eficacia), siempre y cuando el cambio de un filtro por otro de categoría superior no reduzca el caudal de aire que impulsa el ventilador y siempre que el sistema lo soporte, ya que cada sistema tiene limitaciones mecánicas y una recomendación especifica del tipo de filtro que puede utilizar. Esta operación debe hacerla el personal técnico cualificado. Así, el aire recirculado, habrá reducido su concentración en aeros oles. En todo caso, hay que asegurarse de que el caudal de aire exterior es suficiente. Sistemas de retención de bioaerosoles cuando no existe un sistema de climatización Si un espacio interior no dispone de sistema de climatización se debe priorizar en pr imer lugar la ventilación por medios naturales todo lo posible. Solo cuando el espacio interior no disponga de sistemas de ventilación natural o mecánica y su ubicación y características constructivas no permita otra opción, se puede optar por sistemas de filtrado del aire portátiles o purificadores de aire con filtros EPA, HEPA o ULMA, que reducen la concentración de virus. El caudal necesario depende del volumen del espacio que se pretende filtrar y del objetivo de renovación del aire. Los filtros HEPA de ben reemplazarse de forma periódica según las indicaciones del fabricante. Estos equipos no reducen el nivel de CO2. La eficacia de estos sistemas de filtración es limitada si no se cumplen todos los requisitos técnicos. Su colocación en el lugar adecuado es fundamental por su limitada área de influencia que no llega a todos los rincones. La verificación de su uso adecuado es difícil de llevar a cabo por el usuario final, por lo que se recomienda el asesoramiento por personal técnico cualificado. Inactivaci ón de patógenos en bioaerosoles Una vez se han agotado las medidas anteriores, y solo en caso excepcionales y debidamente justificados, que no permitan garantizar medidas de ventilación y filtración combinadas que garanticen al menos 12,5 l/s/p o 5 - 6

23. prevencion@grupoesoc.es | grupoesoc.es | 965 22 99 23 renov aciones de aire por hora, se podría emplear alguna de las tecnologías germicidas complementarias existentes, tales como radiación ultravioleta C (UV - C). Estos equipos se incorporan en los sistemas de la ventilación mecanizada o bien en el espacio interior especialmente en el entorno hospitalario, laboratorios de microbiología, etc. Entre las conclusiones de un informe de revisión de la evidencia sobre eficacia y seguridad de la desinfección de superficies con luz ultravioleta y el ozono se incluye la siguie nte: “La evidencia disponible sugiere que los dispositivos de luz UV - C podrían inactivar el SARS - CoV - 2 de una forma fácil y rápida. Sin embargo, la evidencia disponible es todavía escasa y muy heterogénea. Los dispositivos de ozono pueden reducir la poblac ión de virus sobre las superficies. Sin embargo, no se ha encontrado evidencia sobre la eficacia y seguridad de la desinfección del SARS - CoV - 2 con ozono”. Resumen de recomendaciones para la prevención de la transmisión del SARSCoV - 2 mediante aerosoles Las medidas de prevención para evitar la transmisión del virus SARS - CoV - 2 deben seguir una estrategia combinada de medidas de protección, de forma que el uso conjunto de más de una medida permita alcanzar una mejor protección. Hay que tener en cuenta que ningu na de las medidas de protección es 100% eficaz por sí misma para evitar la transmisión. En el momento actual la evidencia científica acerca de la efectividad de cada medida en relación con SARS - CoV - 2 es aun limitada y hay que ponerla en relación con los ri esgos y la factibilidad asociados a su implementación. Las recomendaciones, según las evidencias analizadas y la factibilidad son: Dependientes de la persona: 1. Usar la mascarilla . El uso de mascarilla es una medida muy efectiva para limitar la emisión de bioaerosoles así como evitar la inhalación de los mismos. a. Usar siempre en espacios cerrados/ambientes interiores independientemente de la distancia a la que este otra persona. b. Usar también en espacios exteriores. c. En entornos familiares cuando e xisten convivientes de riesgo. d. Cuando se utilicen mascarillas higiénicas, deben estar debidamente homologadas. e. En situaciones de alto riesgo de transmisión como por ejemplo el entorno sanitario, deben utilizarse las mascarillas quirúrgicas y autofilt rantes, en función de la evaluación de riesgo de exposición especifica. f. Hacer un uso correcto, lo que incluye no sobrepasar el tiempo de uso. Es muy importante hacer un ajuste adecuado: cubrir boca, nariz y mentón. 2. Mantener distancia física interpers onal . a. El riesgo de transmisión se reduce considerablemente a mayor distancia, si el local está bien ventilado.

2. prevencion@grupoesoc.es | grupoesoc.es | 965 22 99 2 ANTECEDENTES El 31 de diciembre de 2019, la Comisión Municipal de Salud y Sanidad de Wuhan (provincia de Hubei, China) inform ó sobre un agrupamiento de 27 casos de neumonía de etiología desconocida con inicio de síntomas el 8 de diciembre, incluyendo siete casos graves, con una exposición común a un mercado mayorista de marisco, pescado y animales vivos en la ciudad de Wuhan, si n identificar la fuente del brote. El mercado fue cerrado el día 1 de enero de 2020. El 7 de enero de 2020, las autoridades chinas identificaron como agente causante del brote un nuevo tipo de virus de la familia Coronaviridae, que fue denominado “nuevo co ronavirus”, 2019 - nCoV. Posteriormente el virus ha sido denominado como SARS - CoV - 2 y la enfermedad se denomina COVID - 19. La secuencia genética fue compartida por las autoridades chinas el 12 de enero. El 30 de enero la Organización Mundial de la Salud decla ró el brote de SARS - CoV - 2 en China Emergencia de Salud Pública de Importancia Internacional. El periodo de incubación medio es de 5 - 6 días, con un rango de 1 a 14 días. Según la información proporcionada por la misión de la OMS en China, con 55.924 casos confirmados a 20.02.2020, la mediana de edad fue de 51 años (rango 2 días a 100 años) con una mayoría de casos (77,8%) entre 30 y 69 años. El 51% de estos casos fueron varones. Los síntomas de la enfermedad en más de un 80% son leves (fiebre, tos, expector ación, malestar general), mientras que aproximadamente el 20% pueden tener manifestaciones clínicas más graves (neumonía y complicaciones clínicas) que requieran ingreso hospitalario. Las personas con manifestaciones graves de la enfermedad por lo general tienen enfermedades de base como hipertensión, enfermedades cardiovasculares, diabetes y en fermedad respiratoria crónica. La vía de transmisión entre humanos se considera similar al descrito para otros coronavirus a través de las secreciones de personas i nfectadas, principalmente por contacto directo con gotas respiratorias de más de 5 micras (capaces de transmitirse a distancias de hasta 2 metros) y las manos o los fómites contaminados con estas secreciones seguido del contacto con la mucosa de la boca, n ariz u ojos. El SARS - CoV - 2 se ha detectado en secreciones nasofaríngea, incluyendo la saliva. Actualmente se desconoce el tiempo de supervivencia de SARS - CoV - 2 en el medio ambiente. Los coronavirus humanos se inactivan de forma eficiente en presencia de et anol al 95% o de hipoclorito sódico en concentraciones superiores al 0.1%. La transmisión aérea o por aerosoles (capaz de transmitirse a una distancia de más de 2 metros) no ha podido ser demostrada en el brote de SARS - CoV - 2 en China. Aunque se ha detectad o el genoma y el virus infectivo en heces de personas enfermas, la transmisión a través de las heces es otra hipótesis para la cual no existe evidencia en esta epidemia hasta la fecha. No hay evidencia suficiente acerca de la transmisión vertical del SARS - CoV - 2, aunque los datos de una serie de 9 embarazadas indican la ausencia del virus en muestras de líquido amniótico, cor dón umbilical y leche materna. Actualmente no existe un tratamiento específico frente al SARS - CoV - 2. Se están realizando ensayos con m últiples fármacos como la combinación de inhibidores de la proteasa (lopinavir/ritonavir) con o sin interferón β , o tratamiento con un inhibidor de la ARN polimerasa (remdesivir).

15. prevencion@grupoesoc.es | grupoesoc.es | 965 22 99 15 - Retirar el jabón debajo del grifo. - Utilizar, si es posible, una toalla de papel desechable. o Después de la atención, mantener una distancia de persona a persona (dos metros de seguridad ( 1,5 metros tras la fase III) ). o Evitar contactos físicos innecesarios. o Limpieza diaria de lugares y utensilios comunes (mesas, pasamanos, pomos de puertas, botoneras de asce nsores, etc.). 2. La atención y ayuda a una persona en Alerta Sanitaria (contagio sospechoso o confirmado): Llamar al 112 para seguir las indicaciones y formas de actuación. • El responsable de cada departamento o sección, en colaboración con el Delegado de Pre vención, será el responsable de vigilar que el resto de trabajadores siguen dichas instrucciones. • En caso de que la empresa así lo determine, se podrán realizar controles de medición de la temperatura a la entrada de la misma. Esta medida sólo se podrá apl icar si se asegura las medidas higiénicas de seguridad. • En cuanto se constate el menor indicio de que cualquier persona presente en el centro de trabajo manifieste síntomas de la enfermedad o haya estado en contacto con personas infectadas, se seguirá rigu rosamente el protocolo sanitario establecido a continuación. COORDINACIÓN DE ACTIVIDADES EMPRESARIALES • El presente procedimiento se deberá difundir a todo el personal presente en el centro de trabajo, tanto de la empresa como de terceras empresas y autónom os presentes en las instalaciones , quedando debidamente registrada su entrega mediante el “Registro entrega protocolo de actuación ante posibles casos de coronavirus en la empresa (Covid - 19)” incluido al final del procedimiento, según lo establecido en el artículo 24 de la Ley 31/1995, de 8 de noviembre, de Prevención de Riesgos Laborales y el Real Decreto 171/2004, de 30 de enero, en materia de coordinación de actividades empresariales. LIMPIEZA 1. MATERIALES A EMPLEAR POR EL PERSONAL DE LIMPIEZA 1.1. Higiene pers onal Como norma general, todo el personal seguirá las pautas de conducta higiénica dictadas por las Autoridades Sanitarias como el lavado frecuente de manos y otros hábitos de higiene respiratoria para evitar la propagación del virus (ver infografías adju ntas y vídeo Lavado correcto de manos ). Es recomendable que se disponga en lugar visible (por ejemplo, en espejos, pared frontal del lavabo) del cartel informativo acerca del correcto lavado de manos. Verifica r que, en todo momento, los baños y aseos están dotados de jabón y/ o soluciones hidro - alcohólicas, papel

25. prevencion@grupoesoc.es | grupoesoc.es | 965 22 99 25 REGISTRO ENTREGA PROTOCOLO DE ACTUACIÓN ANTE POSIBLES CASOS DE CORONAVIRUS EN LA EMPRESA (COVID - 19) Mediante el presente registro se hace entrega y explicación del “PROTOCOL O DE ACTUACIÓN ANTE POSIBLES CASOS DE CORONAVIRUS EN LA EMPRESA (COVID - 19)” a los trabajadores de la empresa ........................................................................ , en el/los centro/s de trabajo de la misma. TRABAJADOR/A D.N.I. FECHA FIRMA

19. prevencion@grupoesoc.es | grupoesoc.es | 965 22 99 19 Los factores que influyen en el mayor o menor riesgo de la generación de aerosoles con virus viable de SARS - CoV - 2 y su transmisión son: Por parte de la persona infectada en su p eriodo de transmisibilidad (Emisor): o Carga viral de la persona infectada o Concentración y tamaño de los aerosoles emitidos o Tiempo de emisión Por parte de la persona susceptible (Receptor): o Volumen de aire inhalado o Tiempo de exposición o Concentrac ión viral en los aerosoles inhalados o Posición y distancia del emisor o Vulnerabilidad personal Condiciones dependientes del escenario: o Nivel de transmisión comunitaria y porcentaje de susceptibles o Tiempo, espacio o Exteriores e interiores o Ventilaci ón adecuada o Comportamiento aerodinámico de las partículas emitidas La concentración y tamaño de los aerosoles generados depende de la actividad desarrollada, siendo mínimo al respirar tranquilamente y progresivamente mayor al conversar en voz baja, voz a lta, gritar, cantar, toser y hacer actividades físicas intensas. El tiempo de emisión de aerosoles conteniendo partículas infectivas seria otra variable de importancia para poder determinar la cantidad de virus emitidos. A mayor tiempo, mayor es la cantida d emitida. Conclusiones de la evaluación del riesgo La transmisión de SARS - CoV - 2 mediante la inhalación de aerosoles con partículas virales se considera suficientemente demostrada con la evidencia existente. El máximo riesgo de emisión de partículas virale s infectivas en cantidad suficiente para producir una transmisión a otra persona a través de aerosoles, seria entre los dos días antes y 8 días después del inicio de síntomas. Igualmente, las personas asintomáticas durante los 10 días de su periodo de tran smisibilidad pueden emitir partículas infectivas en aerosoles. El riesgo de esta transmisión aumentaría en función de los siguientes factores: - Volumen de habla alto del emisor - Actividad física intensa - Ausencia de mascarilla bien ajustada - Número ele vado de personas en un mismo espacio - Disminución de distancia interpersonal - Aumento del tiempo de emisión y exposición - Ausencia de ventilación en ambientes interiores La categorización cualitativa del riesgo de transmisión por aerosoles, en función d e las distintas actividades asociadas a una mayor emisión, el tiempo de exposición, el espacio abierto o cerrado (bien o mal ventilado) y el uso de mascarilla, se resumen en la figura que se adjunta a continuación. No se incluye en esta matriz la distancia interpersonal, el nivel de transmisión comunitaria y la susceptibilidad personal que son factores que también habría que tener en consideración.

21. prevencion@grupoesoc.es | grupoesoc.es | 965 22 99 21 Si la ventilación es natural se recomienda ventilación cruzada (apertura de puertas y/o ventanas opuestas o al menos lados diferentes de la sala), para favorecer la circulación de aire y garantizar un barrido eficaz por todo el espacio. En situaciones de alta transmisión comunitaria de SARS - CoV - 2, se debe valorar la priorización de la ventilación natural frente las condiciones termo - higrométricas necesarias para el confort térmico o a los requerimientos de eficiencia energética, hasta donde sea razonable. Si la ventilación es forzada (mecánica), se ha de revisar la configuración del sistema para maximizar la cantidad de aire exterior y reducir la cantidad de aire recirculado. La tasa de ventilación aconsejada para conseguir una calidad de aire buena es de 12,5 litros /segundo y persona (L/s/p), que corresponden aproximadamente a 5 - 6 ACH. Esta tasa de ventilación puede conseguirse aumentando el caudal de aire exteri or aportado por medios naturales (abriendo las ventanas y puertas durante el tiempo que se estime necesario según las características de cada espacio) o mecánicos o bien reduciendo la ocupación del local. La renovación se aire se mide con la ACH ya citada. Si un espacio tiene 1 ACH significa que en una hora entra en la sala un volumen de aire exterior igual al volumen de la sala, y, debido a la mezcla continua del aire, esto resulta en que el 63% del aire interior ha sido reemplazado por aire exterior. Con 2 ACH se reemplaza el 86% y con 3 ACH el 95%. La determinación de ACH para un espacio determinado se realiza con diferentes métodos. Algunos se basan en la medida de los caudales de entrada y salida y otros se basan en la medida de la concentración de dióx ido de carbono (CO 2 ). La concentración de CO 2 en el aire es un buen indicador de la tasa de renovación de aire en un espacio. En el exterior, las concentraciones de CO 2 son de aproximadamente 420 - 450 ppm aunque puede variar de entornos urbanos o rurales. C uando un edificio está ocupado, las concentraciones de CO 2 en el interior son elevadas por el CO 2 exhalado por los ocupantes. En el caso de espacios ocupados, la concentración de CO 2 que indica que se está realizando una correcta ventilación depende del vo lumen de la sala, el número de ocupantes, su edad y la actividad realizada, por tanto es difícil establecer un umbral aplicable a todos los espacios. Se pueden realizar los cálculos para cada situación. Se podría establecer un umbral de 800 - 1000 ppm de con centración de CO 2 que no debería superarse como garantía de una buena ventilación. Esta concentración de CO 2 está muy lejos de ser perjudicial para la salud humana y solo debe interpretarse como indicador para la necesidad de ventilación. Reducción de la f racción de aire recirculado En edificios con sistemas de climatización se ha de reducir la fracción de aire recirculado y se ha de aumentar la fracción de aire procedente del exterior, con el fin de obtener suficiente renovación de aire. Los objetivos de r enovación son los mismos mencionados para ventilación natural: 5 - 6 ACH o 12,5 l/s persona. Control de transporte de bioaerosoles Los bioaerosoles que están suspendidos pueden circular por el ambiente interior debido a los flujos de aire, movimiento de pers onas, o la recirculación de aire procedente de los equipos de climatización. Es esencial tratar de controlar estos flujos para evitar las corrientes de aire de una persona a otra si no hay una renovación de aire adecuada ya que pueden ocasionar un incremen to de la exposición a bioaerosoles, lo que podría condicionar un incremento de la probabilidad del riesgo de infección. Se recomienda prestar especial atención a lo siguiente: o No usar ventiladores en el interior de los locales que generen el movimiento de aire entre personas y en general evitar las corrientes o flujos de aire que no estén asociados a un sistema bien diseñado de ventilación. o Observar los flujos de aire entre espacios diferentes en un edificio. La revisión de difusores, rejillas o tober as de descarga de aire de los sistemas de ventilación y climatización deben revisarse. o La posición de las personas y la distancia entre ellas deben revisarse para evitar flujos de aire entre personas y garantizar siempre un distanciamiento adecuado. o En el caso de los sistemas con unidades terminales (fancoils, Split, unidades interiores de expansión directa, etc.) deben operarse a baja velocidad y de forma continua, evitando que puedan generar flujos de aire cruzados entre personas.

9. prevencion@grupoesoc.es | grupoesoc.es | 965 22 99 9 básicos de la forma en que cada comunidad autónoma haya estab lecido, así como los datos de identificación y contacto de todas las personas clasificadas como contactos. Se proporcionará a todos los contactos la información necesaria sobre la COVID - 19, los síntomas de alarma y los procedimientos a seguir durante el se guimiento. El SPRL investigará y analizará las causas de los brotes: medidas organizativas inadecuadas o no implantadas, incumplimiento de las distancias de seguridad, instrucciones en idiomas que no se comprenden, mascarillas inadecuadas, mal uso de las mismas, movimientos del personal, reuniones, descansos, espacios comunes, etc. Las actuaciones sobre los contactos estrechos serán las establecidas en la Estrategia de detección precoz, vigilancia y control de COVID - 19. COLABORACIÓN EN LA GESTIÓN DE LA INCAPACIDAD TEMPORAL Al objeto de proteger la salud pública, se consideraron, con carácter excepcional, situación asimilada a accidente de trabajo, exclusivamente para la prestación económica de incapacidad temporal del sistema de Seguridad Social, aquel los periodos de aislamiento o contagio de las personas trabajadoras provocado por el virus SARS - CoV - 2 (Artículo 5 del Real Decreto ‐ley 6/2020, de 10 de marzo, por el que se adoptan determinadas medidas urgentes en el ámbito económico y para la protección de la salud pública). El Real Decreto‐ley 28/2020, de 22 de septiembre, de trabajo a distancia, en su Disposición final décima, m odifica el Artículo 5 del Real Decreto‐ley 6/2020, para establecer la continuidad de la consideración excepcional como situación asimilada a accidente de trabajo de los periodos de aislamiento, contagio o restricción en las salidas del municipio donde teng an el domicilio o su centro de trabajo las personas trabajadoras como consecuencia del virus COVID - 19. En el documento “Actualización a 19 de marzo de 2020 de las Instrucciones aclaratorias relativas al nuevo procedimiento de remisión de partes de los Se rvicios Públicos de Salud (SPS) por coronavirus”, el Instituto Nacional de la Seguridad Social estableció que serán los médicos del SPS los que emitan los partes de baja y alta en todos los casos de afectación por coronavirus, tanto en las situaciones de a islamiento como de enfermedad y a todos los trabajadores y trabajadoras que por su situación clínica o indicación de aislamiento lo necesiten, tanto para el personal sanitario como para el resto de trabajadores. Estas instrucciones se completaron con la “A ctualización de la emisión y transmisión de partes de incapacidad temporal al Instituto Nacional de la Seguridad Social, en el caso de trabajadores especialmente sensibles y de partes de procesos COVID - 19 intercurrentes con otros procesos de IT por distint as patologías”, de 30 de abril de 2020, y con la “Actualización a 17 de junio de 2020 de las instrucciones aclaratorias relativas a los procesos de incapacidad temporal emitidos a los trabajadores especialmente sensibles por especial vulnerabilidad frente al coronavirus SARS - CoV - 2”. El servicio sanitario del servicio de prevención de riesgos laborales elaborará el informe para que quede acreditada la indicación de incapacidad temporal (IT), con el fin de facilitar a los servicios de atención primaria o Mu tuas colaboradoras con la Seguridad Social su tramitación, en:  Los casos sospechosos o confirmados y los contactos estrechos de casos confirmados ocurridos en la empresa. Así como los casos confirmados para los que le sea requerido por la autoridad sanit aria.  Las personas trabajadoras con especial sensibilidad en relación a la infección de coronavirus SARS ‐ CoV ‐ 2, sin posibilidad de adaptación del puesto de trabajo, protección adecuada que evite el contagio o reubicación en otro puesto exento de riesgo de exposición al SARS ‐ CoV ‐ 2. En este caso, cuando se produzcan cambios en la evidencia científica disponibl e, en las condiciones de trabajo o en las medidas preventivas que hagan innecesaria la IT, el servicio de prevención debe reevaluar con los nuevos criterios o datos, los informes de indicación de IT emitidos que puedan verse afectados y facilitar su result ado, por la misma vía, a los servicios de atención primaria. Cuando se tenga conocimiento del periodo de aislamiento o de enfermedad con posterioridad al inicio del mismo, los partes de baja se emitirán con carácter retroactivo y sin la presencia física d e la persona trabajadora. El servicio de prevención de riesgos laborales informará sobre las actuaciones anteriores a las personas afectadas, a la empresa y a los órganos de representación en materia de seguridad y salud, si los hubiera, guardando la deb ida confidencialidad, que deberá extremarse con la información relativa a los problemas de salud de las personas trabajadoras con especial sensibilidad. Además, informará de:

8. prevencion@grupoesoc.es | grupoesoc.es | 965 22 99 8 secuenciación o, si no es posible, que sean enviadas al Centro Nacional de Microbiología. Con el mismo objetivo, se solicitará una serología de alto rendimiento frente a SARS ‐ CoV ‐ 2 y muestras para eventuales estudios inmunológicos. Los casos posibles, probables y confirmados se manejarán del mismo modo que una primera infección, lo que implica aislamiento y búsqueda de contactos tras este nuevo resultado. Casos de PDIA positiva c on antecedente de infección hace 90 días o menos Las personas sintomáticas que ya han tenido una infección confirmada por SARS - CoV - 2 en los 90 días anteriores no serán consideradas casos sospechosos de nuevo. Sin embargo, en muchos de estos casos nos enco ntraremos con una PDIA realizada con un resultado positivo. Ante esta situación o ante las personas asintomáticas que ya tuvieron una infección activa por SARS - CoV - 2 en los 90 días anteriores y presentan una nueva PDIA positiva, es necesario establecer una valoración del significado de esta nueva PDIA positiva y su manejo. Si la nueva PDIA positiva es una prueba rápida de antígenos, se recomendará realizar una PCR. Si esta PCR fuera negativa, se descartará la infección activa. Si la PCR es positiva se con siderará valorar el umbral de ciclos (Ct) en el que la muestra es positiva. Según la evidencia científica disponible, se asume que un umbral de ciclos alto (Ct) >30 - 35 equivaldría a una carga viral sin capacidad infectiva. Sin embargo, debido a la heteroge neidad de la muestra tomada y de los diferentes equipos de realización de PCR, este criterio debe ser validado por el laboratorio responsable en cada caso y definir el umbral de ciclos en el que una muestra se considera con alta o baja carga viral. - Ante u n Ct bajo estaríamos ante un caso de infección activa y lo manejaríamos como tal, con aislamiento y búsqueda de contactos. - Ante un Ct alto se propone un estudio serológico mediante técnicas de alto rendimiento en el que se valorará la presencia de Ig G. S i existe presencia de Ig G el caso se manejaría como un caso de infección resuelta y no habría que realizar ni aislamiento, ni estudio de contactos. Si por el contrario, no se detecta la presencia de Ig G, el caso se manejaría también como una infección ac tiva. Esta interpretación debe individualizarse ante situaciones especiales como inmunodepresión severa o existencia de una alta probabilidad clínica y epidemiológica de padecer la infección. Estudio y manejo de contactos Se clasifica como contacto estre cho: Cualquier persona que haya proporcionado cuidados a un caso o haya estado en contacto con sus secreciones y fluídos: personal sanitario o socio ‐sanitario que NO haya utilizado las medidas de protección adecuadas o personas que tengan otro tipo de contacto físico similar o cualquier persona que haya manipulado muestras biológicas sin las debidas medidas de protección. ― Cualquier persona que haya estado en el mismo lugar que un caso, a una distancia menor de 2 metros (ej. visitas, reunión) y durante un tiempo total acumulado de más de 15 minutos en 24 horas sin utilizar las medidas de protección adecuadas. El servicio de prevención valorará el seg uimiento y la adecuación de dichas medidas. - En el contexto de los centros educativos, se seguirá lo establecido en la Guía de actuación ante la aparición de casos de COVID - 19 en centros educativos. El periodo para el estudio y seguimiento de los conta ctos laborales estrechos a considerar será desde 2 días antes del inicio de síntomas del caso hasta el momento en el que el caso es aislado. En los casos asintomáticos confirmados por PDIA, los contactos se buscarán desde 2 días antes de la fecha de toma d e la muestra para el diagnóstico. Por el momento, y según la evidencia actual, las personas que ya han tenido una infección confirmada por SARS - CoV - 2 en los 90 días13 anteriores estarán exentas de realizar la cuarentena. Ante cualquier caso sospechoso, está indicado iniciar la identificación y control de sus contactos, recomendándoles evitar interacciones sociales. La identificación y control de los contactos laborales estrechos se podrá demorar hasta que el caso sea clasificado como caso confirmado con infección activa, a consideración de la comunidad autónoma correspondiente, siempre que dicha confirmación pueda garantizarse en el plazo de 24 ‐48 horas. Si la sospecha de caso se descarta, se suspenderá la cuarentena de los contactos. El manejo de los contactos de las personas con reinfección se hará de la misma forma que para los casos primoinfectados. Cualquier persona que sea identificada como contacto estrecho deberá ser informada y se iniciará una vigilancia activa o pasiva, siguiendo los protocolos establecidos en cada comunidad autónoma. Se recogerán los datos epidemiológicos

6. prevencion@grupoesoc.es | grupoesoc.es | 965 22 99 6 las 48 ho ras. En casos sintomáticos en los que la PDIA salga repetidamente negativa y exista una alta sospecha clínico - epidemiológica, se podrá valorar la realización de test serológticos de alto rendimiento para orientar el diagnóstico. Clasificación de los casos Caso sospechoso: Cualquier persona con un cuadro clínico de infección respiratoria aguda de aparición súbita de cualquier gravedad que cursa, entre otros, con fiebre, tos o sensación de falta de aire. Otros síntomas como la odinofagia, anosmia, ageusia, dolor muscular, diarrea, dolor torácico o cefalea, entre otros, pueden ser considerados también síntomas de sospecha de infección por SARS - CoV - 2 según criterio clínico. Según la información existente en el momento actual, las personas con sintomatologí a compatible con COVID - 19 que ya han tenido una infección confirmada por PDIA de SARS - CoV - 2 en los 90 días anteriores no serán consideradas casos sospechosos de nuevo, salvo que clínicamente haya una alta sospecha. Sin embargo, los trabajadores de centros sanitarios y sociosanitarios, dada la vulnerabilidad de su entorno laboral, serán considerados sospechosos siempre que presenten sintomatología compatible. De igual modo, también serán considerados casos sospechosos las personas con condiciones clínicas qu e impliquen una inmunosupresión severa, siempre tras una valoración clínica. Los casos confirmados al principio de la pandemia únicamente mediante técnicas serológicas de diagnóstico rápido deberán ser considerados como casos sospechosos de nuevo si cump len los criterios clínicos de caso sospechoso y si se confirmara el diagnóstico, se notificarían como casos nuevos. Las siguientes definiciones se refieren a los casos con un primer episodio de infección documentada de SARS‐CoV‐2: Caso probable: - Person a con infección respiratoria aguda grave con cuadro clínico y radiológico compatible con COVID - 19 y resultados de PDIA negativos, o casos sospechosos con PDIA no concluyente. - Casos con alta sospecha clínico‐epidemiológica con PDIA repetidamente negativa ( al menos una PCR) y serología positiva para SARS - CoV - 2 realizada por técnicas serológicas de alto rendimiento. Caso confirmado con infección activa: - Persona que cumple criterio clínico de caso sospechoso y con PDIA positiva. ‐ - Persona asintomática con P DIA positiva en los últimos 10 días y con IgG negativa en el momento actual o no realizada . Caso descartado: - ‐Caso sospechoso con PDIA negativa y serología por técnicas serológicas de alto rendimiento negativa (si esta prueba se ha realizado) en el que no hay una alta sospecha clínico‐epidemiológica. Un resultado positivo de IgG por serología de alto rendimiento realizado en una persona asintomática se considerará una infección resuelta . Notificación de casos Los casos confirmados con infección acti va serán de declaración obligatoria urgente y los brotes en el momento de la detección del brote, tal y como establece la Estrategia de detección precoz, vigilancia y control de COVID - 19. Las Comunidades y las Ciudades Autónomas establecerán los procedimie ntos y circuitos a seguir en cada caso. Manejo de los casos de COVID - 19 Ante cualquier caso sospechoso en personas trabajadoras se mantendrá el aislamiento a la espera del resultado de la PDIA. La identificación y control de contactos estrechos se podrá demorar hasta que el caso sea clasificado como caso confirmado con infección activa, a consideración de la comunidad autónoma correspondiente, siempre que dicha confirmación pueda garantizarse en el plazo de 24 ‐ 48 horas. En caso de PDIA negativa, y si no hay una alta sospecha clínica ni epidemiológica, el caso se da por descartado y finaliza el aislamiento y la búsqueda de contactos. En los casos que no requieran ingreso hospitalario , se indicará aislamiento domiciliario, siempre que pueda garantizarse e l aislamiento efectivo. Cuando éste no pueda garantizarse se indicará el aislamiento en hoteles u otras instalaciones habilitadas para tal uso. En las personas trabajadoras desplazadas fuera de su localidad de residencia en el momento del diagnóstico, las autoridades sanitarias podrán valorar otras alternativas siempre que garanticen la seguridad. Siguiendo las recomendaciones del ECDC y el CDC, el aislamiento se mantendrá hasta transcurridos tres días desde la resolución de la fiebre y del cuadro clínico con un mínimo de 10 días desde el inicio de los síntomas. No será necesario

12. prevencion@grupoesoc.es | grupoesoc.es | 965 22 99 12 Las medidas de prevención de riesgos derivados del COVID - 19 que se han de adoptar por parte del personal de la empresa ................................................................................, en el/los centro/s de trabajo de la misma, para garantizar la salud de los trabajadores y person as que acudan a la misma son las siguientes: Medidas de carácter organizativo • Contemplar posibilidades de redistribución de tareas y/o teletrabajo si fuera necesario. Se debe priorizar /potenciar el teletrabajo en aquellos puestos que así lo permitan , com o puestos administrativos, comerciales, asesoramiento jurídico, etc., utilizando de forma voluntaria el “Modelo de cuestionario para la autoevaluación de riesgos en el puesto de teletrabajo”, según el Artículo 5, Carácter preferente del trabajo a distancia , del Real Decreto - ley 8/2020, de 17 de marzo, de medidas urgentes extraordinarias para hacer frente al impacto económico y social del COVID - 19. • Se deben implementar las medidas necesarias para minimizar el contacto entre las personas trabajadoras y entre estas últimas y los potenciales clientes o público que puedan concurrir en su lugar de trabajo. En este sentido, la disposición de los puestos de trabajo, la organización de la circulación de personas y la distribución de espacios (mobiliario, estanterías, pasillos, etc.) en el centro de trabajo debe modificarse, en la medida de lo posible, con el objetivo de garantizar el mantenimiento de la distancias de seguridad de 2 metros ( 1,5 metros tras la fase III) , tanto en los distintos puestos de trabajo del cen tro, fijos o móviles, como específicamente en las zonas comunes (aseos, vestuarios, comedor, salas de reuniones, pasillos, etc.). En caso de no poder garantizarse dicha distancia se deberán organizar turnos por escrito para el uso de los mismos, como por e jemplo en los comedores o salas de reuniones, de manera que se garantice que el aforo de trabajadores permita mantener al menos dos metros ( 1,5 metros tras la fase III) entre los mismos. • Se deben establecer planes de continuidad de la actividad ante un aum ento de las bajas laborales del personal o en un escenario de incremento del riesgo de transmisión en el lugar de trabajo, con un proceso de participación y acuerdo con la representación legal de los trabajadores . • En aquellos establecimientos abiertos al público se atenderá a las siguientes consideraciones: - El aforo máximo deberá permitir cumplir con las medidas extraordinarias dictadas por las autoridades sanitarias, concretamente con el requisito de distancias de seguridad. - Cuando sea posible, se fomen tará la habilitación de mecanismos de control de acceso en las entradas de los locales. Este control de acceso debe garantizar el cumplimiento estricto del aforo máximo calculado para esta situación extraordinaria. - Cuando sea de aplicación, se establecerá n medidas para organizar a los clientes que permanezcan en el exterior del establecimiento en espera de acceder a él cuando lo permita el aforo. Todo el público, incluido el que espera en el exterior del establecimiento, debe guardar rigurosamente la dista ncia de seguridad. - Se informará claramente a los clientes sobre las medidas organizativas y sobre su obligación de cooperar en su cumplimiento. • Los trabajadores deberán evitar aglomeraciones o agrupaciones, que supongan un contacto entre los mismos, tant o en los puestos de trabajo, como en todas las dependencias e instalaciones del centro. Ejemplos son reducir y distanciar sillas de espera, aumentar la distancia del mostrador, etc. • Evitar la incorporación al trabajo de personal que presente sintomatología s o sea considerado especialmente sensible a este riesgo. • Minimizar los contactos entre los trabajadores y proveedores evitando las reuniones presenciales, favorecer la videoconferencia. • Se deberán limpiar diariamente las instalaciones comunes del centro de trabajo, así como específicamente vestuarios, aseos y comedor. Es crucial asegurar una correcta limpieza de las superficies y de los espacios, tratando de que se realice limpieza diaria de todas las superficies, haciendo hincapié en aquellas de contacto frecuente como pomos de puertas, barandillas, botones etc. • A tener en cuenta todos los útiles/herramientas/equipos de trabajo utilizados se deberán limpiar de forma exhaustiva. • Se debe garantizar en el centro de trabajo el acceso a aseos e instalaciones cercanas, en las que los trabajadores puedan lavarse las manos y asearse adecuadamente durante y tras la jornada laboral. Los trabajadores utilizaran los mismos de forma individual preferiblemente y, en cualquier caso, manteniendo siempre una distancia de dos metros ( 1,5 metros tras la fase III) con el resto de trabajadores. • Los aseos dispondrán en todo momento de los útiles necesarios para una correcta higiene personal de los trabajadores, como espejos, lavabos con agua corriente, caliente si es necesario, jabón y sistema de secado con garantías higiénicas (toallas desechables o secamanos...).

7. prevencion@grupoesoc.es | grupoesoc.es | 965 22 99 7 la realización de una PCR para levantar el aislamiento ni para reincorporarse a la actividad laboral . En los casos asintomáticos el aislamiento se mantendrá hasta transcurridos 10 días desde la fecha de toma de la muestra para el diagnóstico. El seguimiento y el alta serán supervisados por su médico de atención primaria o del trabajo, de la forma que se establezca en cada comunidad autónoma. Los casos que requieran ingreso hospit alario podrán recibir el alta hospitalaria si su situación clínica lo permite aunque su PCR siga siendo positiva, pero se deberá mantener aislamiento domiciliario con monitorización de su situación clínica al menos 14 días desde el inicio de síntomas. En c aso de enfermedad grave o inmunodepresión, este periodo se alargará a 21 días. A partir de este periodo, siempre bajo criterio clínico, se podrá finalizar el aislamiento si han transcurrido tres días desde la resolución de la fiebre y el cuadro clínico. E l personal sanitario y socio ‐ sanitario que resulten casos confirmados y no requieran ingreso hospitalario serán manejados de la misma forma en cuanto al aislamiento. Estas personas trabajadoras podrán reincorporarse a su puesto de trabajo tras 10 días del inicio de síntomas siempre q ue permanezcan sin síntomas respiratorios ni fiebre al menos 3 días y tras la realización de una prueba de diagnóstico que pueda indicar una ausencia de transmisibilidad, bien sea por una determinación positiva de Ig G por una técnica de alto rendimiento o por una PCR negativa o que, aún siendo positiva, lo sea a un umbral de ciclos (Ct) elevado. El personal sanitario y sociosanitario que haya requerido ingreso hospitalario podrá recibir el alta hospitalaria si su situación clínica lo permite aunque su PCR siga siendo positiva, pero se deberá mantener aislamiento domiciliario con monitorización de su situación clínica al menos 14 días desde el inicio de síntomas. En caso de enfermedad grave o inmunodepresión, este periodo se alargará a 21 días. A partir de este periodo, siempre bajo criterio clínico, se podrá finalizar el aislamiento si han transcurrido tres días desde la resolución de la fiebre y el cuadro clínico, y para su reincorporación se seguirán los mismos criterios que en el párrafo anterior. Manej o de casos sintomáticos con nueva PDIA positiva y antecedentes de infección previa Casos de reinfección: definiciones, manejo y notificación Se considerarán sospechas de reinfección aquellos casos con síntomas compatibles de COVID‐19 que tuvieron una inf ección confirmada por PDIA de SARS - CoV - 2 hace más de 90 días. En estos casos se indicará la realización de una PCR. Si el resultado de la PCR fuera positivo, se considerará caso de reinfección probable o confirmada según se define más abajo. Serán consi derados también como reinfección aquellos casos asintomáticos que ya tuvieron una infección confirmada por PDIA de SARS - CoV - 2 hace más de 90 días y se les ha realizado una nueva PDIA con resultado positivo (por estudio de contactos, cribados...). Si en estos casos la prueba positiva fuera de una prueba rápida de antígenos se les realizará una PCR. En ambos casos, si la PCR fuera negativa, y la sospecha clínico‐epidemiológica alta, se repetirá la PCR. Clasificación de los casos de reinfección Tras el est udio de los casos con sospecha de reinfección, se categorizarán del siguiente modo:  casos con reinfección posible :  Primera infección: diagnóstico por PCR no secuenciable o prueba rápida de antígenos y  Segunda infección: diagnóstico por prueba rápida de Ag en el que no se ha podido realizar una PCR.  casos con reinfección probable :  Primera infección: diagnóstico por PCR no secuenciable o prueba rápida de antígenos y  Segunda infección: diagnóstico por PCR no secuenciable.  casos con reinfección confirma da :  Primera infección: diagnóstico por PCR secuenciable o PCR no secuenciable o prueba rápida de antígenos y  Segunda infección: diagnóstico por PCR secuenciable. Pueden darse dos circunstancias: que haya diferencias significativas entre ambas secuencias o que el clado de la segunda infección no circulara cuando se produjo la primera infección Con el objetivo de confirmar y caracterizar la reinfección se recomienda que el estudio de estos casos se centralice en uno o varios servicios hospitalarios y que las muestras de los casos positivos sean derivadas allí para realizar una

3. prevencion@grupoesoc.es | grupoesoc.es | 965 22 99 3 PAUTAS DE ACTUACIÓN ANTE POSIBLES CASOS DE CORONAVIRUS (COVID - 19) EN EL C ENTRO DE TRABAJO I. - SI LOS SÍNTOMAS APARECEN EN EL DOMICILIO DEL TRABAJADOR/A A. ACTUACIÓN POR PARTE DEL TRABAJADOR/A. Si un trabajador/a de la empresa presenta síntomas compatibles con la enfermedad (fiebre, tos, estornudos, sensación de fatiga): 1. No acudirá al centro de trabajo. 2. Lo comunicará a la empresa. 3. Mantendrá informada a la empresa sobre su evolución. 4. Informará inmediatamente a todo su entorno. B. ACTUACION POR PARTE DE LA EMPRESA.  Se pondrá en contacto con los servicios de salud/ servicio sanitario del servicio de prevención de riesgos laborales y seguirá sus instrucciones.  Higienización del puesto de trabajo mediante ventilación, desinfección de superficies de contacto (manivelas, teléfonos, pasamanos, grifos, puertas... Para desinfectar l as superficies de contacto se deberá utilizar lejía o una solución de hipoclorito sódico que contenga 1000 ppm de cloro activo (dilución 1:50 de una lejía con concentración 40 - 50gr/litro preparada recientemente).  Uso por parte del personal de limpieza par a esta tarea de guantes de protección y mascarilla de protección FFP2 y gafas protectoras.  Deshecho del material de limpieza utilizado. C. RESTO DE TRABAJADORES/AS. 1. Si los trabajadores/as han tenido un contacto con el posible caso de contagio, deberán c ontrolar su temperatura dos veces al día y si se presenta fiebre (37º o más) seguirán las actuaciones propias del apartado I.A (ACTUACIÓN POR PARTE DEL TRABAJADOR/A). 2. Reforzar las prácticas de estricto lavado de manos, evitar tocarse cara, ojos, nariz o b oca. 3. En caso de dudas respecto a los síntomas, contactar a través del teléfono correspondiente a su Comunidad Autónoma/ servicio sanitario del servicio de prevención de riesgos laborales . (Ver Anexo 1). II. - SI LOS SINTOMAS APARECEN EN EL TRABAJO A. ACT UACIÓN POR PARTE DEL TRABAJADOR/A. Si los síntomas aparecen en el centro de trabajo (fiebre, tos, estornudos, fatiga, etc.). 1. Debe aislarse del resto de trabajadores/as. 2. Ponerse una mascarilla. 3. Dirigirse a su domicilio a ser posible en transporte privad o. 4. Una vez en su domicilio, seguir las pautas establecidas en el punto I.A. 5. Informará inmediatamente a todo su entorno. B. ACTUACION POR PARTE DE LA EMPRESA.  Se pondrá en contacto con los servicios de salud/ servicio sanitario del servicio de prevención de riesgos laborales y seguirá sus instrucciones.  Higienización del puesto de trabajo mediante ventilación, desinfección de superficies de contacto (manivelas, teléfonos, pasamanos, grifos, puertas... Para desinfectar las superficies de contacto se deberá utilizar lejía o una solución de hipoclorito sódico que contenga 1000 ppm de cloro activo (dilución 1:50 de una lejía con concentración 40 - 50gr/litro preparada recientemente).  Uso por parte del personal de limpieza para esta tarea de guantes de protección y mascarilla de protección FFP2 y gafas protectoras.  Deshecho del material de limpieza utilizado.

5. prevencion@grupoesoc.es | grupoesoc.es | 965 22 99 5 MECANISMOS PARA LA INVESTIGACIÓN Y S EGUIMIENTO DE LOS CONTACTOS ESTRECHOS TRABAJADOR ESPECIALMENTE SENSIBLE El servicio sanitario del SPRL debe evaluar la presencia de personal trabajador especialmente sensible en relación a la infección de coronavirus SARS - CoV - 2, establecer la naturalez a de especial sensibilidad de la persona trabajadora y emitir informe sobre las medidas de prevención, adaptación y protección . Para ello, tendrá en cuenta la existencia o inexistencia de unas condiciones que permitan realizar el trabajo sin elevar el ries go propio de la condición de salud de la persona trabajadora. Con la evidencia científica disponible a fecha 28 de agosto de 2020 (Información científica - técnica sobre el COVID - 19, del Ministerio de Sanidad; ECDC; CDC), el Ministerio de Sanidad ha definid o como grupos vulnerables para COVID - 19 las personas con enfermedad cardiovascular, incluida hipertensión, enfermedad pulmonar crónica, diabetes, insuficiencia renal crónica, inmunodepresión, cáncer en fase de tratamiento activo, enfermedad hepática crónic a severa, obesidad mórbida (IMC>40), embarazo y mayores de 60 años . Para calificar a una persona como especialmente sensible para SARS - CoV - 2, debe aplicarse lo indicado en el primer párrafo. Esa evaluación es la única actividad técnica que podrá servir de base para tomar las decisiones técnico preventivas adaptadas a cada caso, utilizando para ello como guía el Anexo lV y en el Anexo V del Procedimiento de actuación para los servicios de prevención de riesgos laborales frente a la exposición al coronavirus (SARS - COV - 2) . DETECCIÓN, NOTIFICACIÓN, ESTUDIO Y MANEJO DE CASOS Y CONTACTOS Los profesionales del servicio sanitario del servicio de prevención de riesgos laborales serán los encargados de establecer los mecanismos para la detección, investigación y s eguimiento de los casos y contactos estrechos en el ámbito de sus competencias, de forma coordinada con las autoridades de salud pública. Las Comunidades y las Ciudades Autónomas establecerán los procedimientos y circuitos a seguir en cada caso. Detección El objetivo de la vigilancia en la etapa de transición es la detección precoz de cualquier caso que pueda tener infección activa y que, por tanto, pueda transmitir la enfermedad. En el momento actual, se dispone de dos pruebas de detección de infección activa, una prueba rápida de detección de antígenos (Antigen Rapid diagnostic test, Ag - RDT) y una detección de ARN viral mediante una RT - PCR o una técnica molecular equivalente. La realización de una u otra, o una secuencia de ellas, dependerá del ámbito de realización, la disponibilidad y de los días de evolución de los síntomas. No se recomienda la realización de ningún tipo de pruebas serológicas para el diagnóstico de infección activa ni en personas con síntomas ni en asintomáticos. Ante las diferent es pruebas rápidas de detección de antígenos existentes en el mercado, solo deben utilizarse aquéllas que cumplan los criterios de la OMS de sensibilidad (S) > 80% y especificidad (E) > 97% y que hayan seguido estudios independientes de validación por labo ratorios clínicos o de referencia a nivel nacional o internacional. Tanto para RT - PCR como para pruebas rápidas de detección de antígenos, las muestras recomendadas para el diagnóstico de infección activa de SARS - CoV - 2 son del tracto respiratorio inferio r (de elección en casos con infección grave y/o evolucionada) o tracto respiratorio superior, según indicaciones del fabricante de la PDIA. De forma excepcional, a los pacientes sintomáticos que no se les pueda extraer una muestra del tracto respiratorio, se podrá realizar la PDIA en muestra de saliva, teniendo en cuenta las limitaciones de sensibilidad y la posibilidad de que no existan estudios de validación para una determinada técnica en ese tipo de muestras, así como su utilización fuera de las instru cciones de uso del fabricante. Las muestras clínicas deben ser tratadas como potencialmente infecciosas y se consideran de categoría B. Si requieren transporte fuera del centro sanitario o del domicilio a un laboratorio, serán transportadas en triple emb alaje por los procedimientos habituales. A toda persona con sospecha de infección por el SARS - CoV - 2 (ver definición de caso sospechoso) se le realizará una prueba diagnóstica de infección activa por SARS - CoV - 2 en las primeras 24 horas. Si la PDIA resulta negativa y hay alta sospecha clínico‐epidemiológica de COVID - 19 se recomienda repetir la prueba. Si inicialmente se realizó una prueba rápida de detección de antígeno, se realizará una PCR. Si inicialmente se realizó una PCR, se repetirá la PCR a

17. prevencion@grupoesoc.es | grupoesoc.es | 965 22 99 17 Barandillas Sillas, sillones, sofás Puertas de aseos Mesas Fotocopiadoras, teléfonos, teclados M áquinas de café, microondas, etc. Mesas de reuniones Ascensores Interruptores Camillas Baños Mandos a distancia... Dispensadores de agua Suelos Laboratorios, quirófanos 2.1. Ventilación La ventilación es muy importante para mantener una buena calidad del a ire y frenar la capacidad de transmisión del virus. 2.2. Limpieza y Desinfección La limpieza y desinfección general se realizará con una mayor frecuencia.  Puntos críticos (superficies que se tocan con frecuencia): pomos de puertas, superficies del baño e inodo ro, grifos, teclados, teléfonos, mandos a distancia, etc., deberán ser limpiadas con material desechable y desinfectadas diariamente con un desinfectante doméstico que contenga lejía a una dilución 1:50 (2 partes de lejía y 98 partes de agua ), preparado el mismo día que se va a utilizar, o alcohol de 70 %, según corresponda (ver punto 3.3). o Los espacios comunes, como salas de espera, pasillos, etc. además de la oportuna aireación diaria, serán desinfectadas siguiendo las pautas habituales establecidas, po niendo el énfasis en los puntos más utilizados: pomos de puertas, mesas, apoya brazos de sillones, etc. Se utilizará la misma dilución de lejía. En los tejidos, la lejía puede tener efecto blanqueante. o También será objeto de una especial consideración el comedor colectivo, platos, cubiertos, vasos, bandejas, etc.  La limpieza de las vajillas se realizará en lavavajillas con los detergentes usuales.  Las mesas y sillas se desinfectarán utilizando bayetas desechables con un desinfectante doméstico que conten ga lejía a una dilución 1:50 (2 partes de lejía y 98 partes de agua), preparado el mismo día que se va a utilizar (ver preparación punto 3.3). o Se tendrá en cuenta aquellos paramentos verticales y horizontales que puedan ser susceptibles de contaminarse. S e utilizará la misma dilución de lejía. o La persona encargada de la desinfección deberá protegerse con mascarilla y guantes y se cumplirá la normativa de prevención de riesgos laborales Principios básicos de limpieza  De arriba hacia abajo: paredes, puertas y terminando por el suelo.  De adentro hacia afuera: iniciando por el lado opuesto a la entrada.  De lo limpio hacia lo sucio: iniciando en lo más limpio hacia lo más contaminado.  Del centro a la periferia: cuando se trata de zonas muy extensas.  Técnica húmeda: Queda prohibido el uso de escoba en las áreas críticas para evitar el levantamiento de polvo.  Técnica de doble cubo: la finalidad de esta técnica es utilizar un cubo con solución desinfectante (hipoclorito sódico) que garantice la desinfección y otro cubo con agua para el enjuague. La limpieza de teléfonos fijos, ordenadores, fotocopiadoras y en general todo elemento de uso frecuente o que tenga contacto las personas con ello, pomos de puertas, interruptores, etc., es de extrema importancia. Prod uctos virucidas autorizados en España Accede a través del enlace en la imagen al listado de l os productos virucidas autoriz ados y registrados en España que han demostrado eficacia frente a virus atendiendo a la norma UNE - EN 14476. Antisépticos y desinfectantes químicos . Ensayo cuantitativo de suspensión virucida de los antisépticos y desinfectantes químicos utilizados en medic ina (Listado de Virucidas autorizados en España para uso ambiental (TP2), industria alimentaria (TP4) e higiene humana (PT1)).

16. prevencion@grupoesoc.es | grupoesoc.es | 965 22 99 16 desechable o secadoras eléctricas de manos y que disponen de papeleras con tapadera y pedal. Se debe pautar el lavado de manos, al menos 7 veces diar ias: - Antes de comer - Después de estornudar, toser o sonarse la nariz - Después de usar el baño - Antes de manipular alimentos - Después de tocar o limpiar superficies que puedan estar contaminadas - Después de usar o compartir equipos como el teclado o el rató n de los ordenadores personales. 1.2. Equipos de protección individual (EPI) Es recomendable utilizar EPI desechables. De no ser posible, será necesario que puedan desinfectarse después del uso, siguiendo las recomendaciones del fabricante. Los EPI deben garant izar la máxima protección con la mínima molestia para el/la usuario/a. Será fundamental escoger la talla, diseño o tamaño adaptado a la persona trabajadora. La correcta colocación y retirada de los EPI es fundamental para evitar posibles vías de entrada de l agente biológico, evitar el contacto con zonas contaminadas y/o dispersión del agente infeccioso (Ver vídeo Quitarse los epi’s con seguridad para prevenir contagios ). Hay que tener en cuenta también el riesgo químico de salpicaduras, etc. Para ello se utilizará: - Guantes desechables - Mascarillas: En lugares donde no haya buena ventilación (protección química) y en el caso que haya probabilidad de contacto con personal sintomático (FFP2) - Gafas de protección. 1.3. Produ ctos de Limpieza/Desinfección Uno de los desinfectantes que las autoridades sanitarias recomiendan es la lejía que se muestra muy efectiva en la inactivación de los coronavirus en los test llevados a cabo con diferentes biocidas. Aunque se desconoce cuál p uede llegar a ser la carga viral existente en una superficie inanimada durante un brote, resulta muy plausible reconocer que la desinfección la reducirá. Se ha demostrado que la eficacia de la lejía es muy grande: con una concentración del 0,21% aplicada d urante 30 segundos de tiempo se reduce la infectividad viral en más de 10 +4 .  Uso de lejía En las lejías comercializadas normalmente (35 g/litro), una dilución de 1:50 , proporciona una concentración de 0,07 % y por tanto eficaz. Preparación de dilución y pr ocedimiento limpieza/desinfección: 1. Coja 20 mililitros de la lejía que tiene (no importa la marca), échelos en una botella de litro y llene con el agua del grifo hasta completar 2. Cierre y dele la vuelta varias veces. Ya la tiene preparada al 1:50, en cantida d de 1 litro . 3. Moje la bayeta en esta disolución para limpiar y desinfectar las superficies. 4. Limpie a bayeta con agua del grifo tras cada uso y vuelva a impregnarla con esta disolución de lejía.  Uso solución alcohólica Los objetos de uso personal como gaf as, móviles, teclados, teléfonos, mandos a distancia , etc. y aquellos otros que pudiesen verse afectados por la lejía, se desinfectarán frecuentemente con solución hidro - alcohólica desinfectante . Preparación de dilución y procedimiento limpieza/desinfec ción Puede utilizar el alcohol disponible (generalmente al 96%) o por el contrario cualquier solución hidro - alcohólica. Para usar el alcohol como limpiador de estos efectos personales, se tiene que rebajar al 70%. 1. Coger 70 mililitros de alcohol y llevarl o a 100 mililitros con agua. 2. Darle la vuelta varias veces 3. Humedecer un paño con esta dilución y pasarlo por los objetos. Para obtener un resultado adecuado con otros desinfectantes (Anexo 2), se seguirán las indicaciones del etiquetado. 2. LIMPIEZA Y DESIN FECCIÓN DE INSTALACIONES Los puntos críticos a tener en cuenta por el personal de limpieza: PUNTOS CRÍTICOS CON ESPECIAL ATENCIÓN Puertas de acceso Timbres

13. prevencion@grupoesoc.es | grupoesoc.es | 965 22 99 13 • Es imprescindible reforzar las medidas de higiene personal en todos los ámbitos de trabajo y frente a cualquier escenario de exposición. Para ello se facilitarán los me dios necesarios para que las personas trabajadoras puedan asearse adecuadamente siguiendo estas recomendaciones. En particular, se destacan las siguientes medidas: - La higiene de manos es la medida principal de prevención y control de la infección. - Etiqu eta respiratoria: o Toser y estornudar dentro de la mascarilla y/o cubrirse la nariz y la boca con un pañuelo, y desecharlo a un cubo de basura con bolsa interior, realizando higiene de manos posterior. o Evitar tocarse los ojos, la nariz o la boca. o Practica r buenos hábitos de higiene respiratoria. - Usar mascarilla adecuada a la actividad que se realiza. - Mantener distanciamiento físico de al menos 1,5 metros. - Lavarse las manos frecuentemente utilizando agua caliente y jabón cuando sea posible, frotando bien por toda la ma no. Si las manos están visiblemente limpias la higiene se puede hacer con productos de base alcohólica. - Evitar tocarse los ojos, la nariz o la boca. Las manos lo tocan todo y los gérmenes pueden sobrevivir en las superficies durante un tiempo. - Limpieza dia ria de lugares y utensilios comunes (mesas, pasamanos, pomos de puertas, botoneras de ascensores, etc.). Otras medidas recomendadas: - Llevar las uñas cortas y cuidadas, evitando el uso de anillos, pulseras, relojes de muñeca y otros adornos. - Recoger el cab ello largo en una coleta o moño bajo. - Evitar el uso de lentillas. - Evitar el uso de maquillaje u otros productos cosméticos que puedan ser fuente de exposición prolongada en caso de resultar contaminados. • La información y la formación . Se debe garantizar qu e todo el personal cuenta con una información y formación específica y actualizada sobre las medidas específicas que se implanten. Se potenciará el uso de carteles y señalización que fomente las medidas de higiene y prevención. Se podrá también utilizar me gafonía. Es importante subrayar la importancia de ir adaptando la información y la formación en función de las medidas que vaya actualizando el Ministerio de Sanidad, para lo cual se requiere un seguimiento continuo de las mismas. • Se recomienda registrar las acciones: se recomienda llevar a cabo un libro o agenda de registro de acciones que se tomen, especificando la fecha, la hora, las personas responsables, etc., y guardar toda la documentación que pueda generarse: partes de limpieza, controles externos de mantenimiento, albaranes de servicios, bajas laborales, etc. Medidas de protección personal • La forma óptima de prevenir la transmisión es usar una combinación de todas las medidas preventivas y no solamente el uso de Equipos de Protección Individual (EPI). La aplicación de una combinación de medidas de control puede proporcionar un grado adicional de protección. • Los Equipos de Protección Individual, en caso de ser necesarios, se deberán seleccionar en función de la evaluación específica del riesgo de cada caso y según la información elaborada con el Instituto Nacional de Seguridad y Salud en el Trabajo, en los anexos II y III del Procedimiento de actuación para los servicios de prevención de riesgos laborales frente a la exposic ión al coronavirus (SARS - COV - 2) . • En los casos que no sea necesario el uso de EPI, si se diera una situación de espacio inferior a dos metros ( 1,5 metros tras la fase III) o la falta de cooperación de una persona sintomática, se utilizará protección respiratoria y guantes de prote cción. • Se formará a los/as trabajadores/as en el uso de EPIs, especialmente en su colocación y retirada. • Mantener, almacenar, usar y eliminar correctamente los EPIs. • Seguir empleando los EPIs necesarios para el desarrollo del trabajo habitual. DESPLAZA MIENTOS UTILIZACIÓN DE MASCARILLAS EN LOS MEDIOS DE TRANSPORTE 1 1. El uso de mascarillas que cubran nariz y boca será obligatorio para todos los usuarios del transporte en autobús, ferrocarril, aéreo y marítimo . En el caso de los pasajeros de los buques y emb arcaciones, no será necesario el uso de mascarillas cuando se encuentren dentro de su camarote. Asimismo, será obligatorio para los usuarios de los transportes públicos de viajeros en vehículos de hasta nueve plazas , incluido el conductor. 1 Orden TMA/384/2020, de 3 de mayo, por la que se dictan instrucciones sobre la utilización de mascarillas en los distintos med ios de transporte y se fijan requisitos para garantizar una movilidad segura de conformidad con el plan para la transición hacia una nueva normalidad.

14. prevencion@grupoesoc.es | grupoesoc.es | 965 22 99 14 2. Los trabajadores de los servicios de transporte que tengan contacto directo con los viajeros deberán ir provistos de mascarillas y tener acceso a soluciones hidroalcohólicas para practicar una higiene de manos frecuente. CONDICIONES DE OCUPACIÓN DE LOS VEHÍCULOS EN EL TRA NSPORTE TERRESTRE 2 1. En las motocicletas, ciclomotores y vehículos categoría L, en general, que estén provistos con dos plazas homologadas (conductor y pasajero) podrán viajar dos personas. El uso de guantes será obligatorio por parte del pasajero y también por parte del conductor en el caso de motocicletas y ciclomotores destinados al uso compartido. A estos efectos, serán admitidos los guantes de protección de motoristas. 2. En los transportes privados particulares y privados complementarios de personas en ve hículos de hasta nueve plazas , incluido el conductor, podrán viajar tantas personas como plazas tenga el vehículo, siempre que todas residan en el mismo domicilio . 3. En los transportes privados particulares y privados complementarios de personas en vehículo s de hasta nueve plazas , incluido el conductor, cuando no todas convivan en el mismo domicilio , podrán desplazarse dos personas por cada fila de asientos , siempre que respeten la máxima distancia posible entre los ocupantes. 4. En los transportes públicos de viajeros en vehículos de hasta nueve plazas, incluido el conductor, podrán desplazarse dos personas por cada fila adicional de asientos respecto de la del conductor , debiendo garantizarse, en todo caso, la distancia máxima posible entre sus ocupantes. En caso de que todos los usuarios convivan en el mismo domicilio , podrán ir tres personas por cada fila adicional de asientos respecto de la del conductor. 5. En los vehículos en los que, por sus características técnicas, únicamente se disponga de una fila de asientos, como en el supuesto de cabinas de vehículos pesados, furgonetas, u otros , podrán viajar como máximo dos personas , siempre que guarden la máxima distancia posible. 6. En el transporte público regular, discrecional y privado complementario de viajero s en autobús , así como en los transportes ferroviarios, en los que todos los ocupantes deban ir sentados, se podrán usar la totalidad de los asientos . Cuando el nivel de ocupación lo permita, se procurará la máxima separación entre los usuarios. 7. En los tr ansportes públicos colectivos de viajeros de ámbito urbano y periurbano , en los que existan plataformas habilitadas para el transporte de viajeros de pie, podrán ocuparse la totalidad de las plazas sentadas, y se mantendrá una referencia de ocupación de do s usuarios por cada metro cuadrado en la zona habilitada para viajar de pie, debiendo procurarse, en todo caso, la mayor separación entre los pasajeros. Superada la fase III 3 las personas de seis años en adelante quedan obligadas al uso de mascarillas en l os medios de transporte aéreo, marítimo, en autobús, o por ferrocarril, así como en los transportes públicos y privados complementarios de viajeros en vehículos de hasta nueve plazas, incluido el conductor , si los ocupantes de los vehículos de turismo no c onviven en el mismo domicilio. La obligación contenida en el apartado anterior no será exigible para las personas que presenten algún tipo de enfermedad o dificultad respiratoria que pueda verse agravada por el uso de la mascarilla o que, por su situación de discapacidad o dependencia, no dispongan de autonomía para quitarse la mascarilla, o bien presenten alteraciones de conducta que hagan inviable su utilización. SITUACIONES DE EMERGENCIA • Si se presentara la necesidad de atender a otra persona en situaci ón de emergencia se diferenciarán dos posibles situaciones: 1. La atención y ayuda a una persona de la que se desconoce su estado de salud y en una aparente situación de normalidad sanitaria general (sin constancia de posible contagio), requerirá medidas higi énico - sanitarias generales, como estrategia preventiva individual de protección: o Utilizar, si es posible, guantes que se tirarán inmediatamente después de su uso. o Evitar tocarse los ojos, la nariz o la boca después de tener contacto físico con la persona a sistida o sus pertenencias. o Lavarse las manos. La higiene de las manos es una de las mejores prácticas para no adquirir enfermedades infecciosas ni transmitirlas. Las recomendaciones de cómo realizarla son: - Utilizar agua, preferentemente tibia. - Añadir jabó n sobre las palmas de las manos y frotar durante un mínimo de 15 segundos, realizando fricción en las palmas, dorso, espacios interdigitales y antebrazo. 2 Orden SND/507/2020, de 6 de junio, por la que se modifican diversas órdenes con el fin de flexibilizar determinadas restricci ones de ámbito nacional y establecer las unidades territ oriales que progresan a las fases 2 y 3 del Plan para la transición hacia una nueva normalidad. 3 Real Decreto - ley 21/2020, de 9 de junio, de medidas urgentes de prevención, contención y coordinación para hacer frente a la crisis sanita ria ocasionada por el COVID - 19 .

Vistas

  • 186 Vistas totales
  • 143 Vistas del sitio web
  • 43 Embedded Views

Acciones

  • 0 Social Shares
  • 0 Me gusta
  • 0 No me gusta
  • 0 Comentarios

Veces compartido

  • 0 Facebook
  • 0 Twitter
  • 0 LinkedIn
  • 0 Google+