Formaldehido en la industria de fabricación de tableros

Canal público / Prevención de riesgos laborales

Thanks for your subscription!
1119 vistas
0 Gustos
0 0
Este documento está dirigido a las empresas fabricantes
de tableros de madera (de fibras, de partículas y contrachapado)
con objeto de orientarlas en la reducción de la
exposición a formaldehído de sus trabajadores.

Compartir en redes sociales

Compartir enlace

Use permanent link to share in social media

Compartir con un amigo

Por favor iniciar sesión para enviar esto document ¡por correo!

Incrustar en su sitio web

Seleccionar página de inicio

8.

28.

23.

1. FORMALDEHÍDO EN LA INDUSTRIA DE FABRICACIÓN DE TABLEROS

3. FORMALDEHÍDO EN LA INDUSTRIA DE FABRICACIÓN DE TABLEROS

16. 16

33.

5. 5 INTRODUCCIÓN Este documento está dirigido a las empresas fabricantes de tableros de madera (de fibras, de partículas y contra - chapado) con objeto de orientarlas en la reducción de la exposición a formaldehído de sus trabajadores. Este agen - te químico está presente en el ambiente laboral, principal - mente, por su empleo en las resinas que se utilizan para elaborar las colas de los tableros. Una vez en el ambiente, el formaldehído puede ser inhalado por el trabajador y dar lugar a efectos adversos para su salud; por ello, es muy importante tener bien identificados los puestos de trabajo de mayor riesgo y establecer unas medidas de prevención y protección eficaces para su control. Los procesos de fa - bricación de los distintos tipos de tablero presentan unas peculiaridades en cuanto a instalaciones, nivel de auto - matización, tareas, etc. que influyen en gran medida en el grado de exposición, por ello, estos aspectos también se tratarán a lo largo del documento. La reciente reclasificación del formaldehído por parte de la Unión Europea como cancerígeno de categoría 1B ha supuesto un cambio en la legislación que le es de aplica - ción a este tipo de industrias. En la actualidad deben dar

6. 6 cumplimiento, no solo al Real Decreto 374/2001 sobre la protección de la salud y seguridad de los trabajadores con - tra los riesgos relacionados con los agentes químicos du - rante el trabajo, sino también al Real Decreto 665/1997 sobre la protección de los trabajadores contra los riesgos relacionados con la exposición a agentes cancerígenos du - rante el trabajo. En este documento se dan pautas para ayudar a las empre - sas a cumplir con los requisitos establecidos por la legisla - ción ante las nuevas exigencias normativas. Es importante destacar que, aunque en este tipo de in - dustria se puede dar también exposición a otros agentes químicos, este documento se centra exclusivamente en estudiar la exposición a formaldehído en el sector. Es de esperar que documentos como el que se presenta sirvan para la mejora de las condiciones de trabajo y la protec - ción de los trabajadores expuestos.

9. 9 RIESGOS PARA LA SALUD En e l medio laboral, la principal vía de exposición es la inhalatoria, ya que la sustancia es muy volátil. Más del 90% del formaldehído inhalado se absorbe en el tracto respiratorio superior. Una vez absorbido, se metaboliza rápidamente en el lugar de contacto, donde puede oxi - darse a formiato y dióxido de carbono o puede integrar - se a macromoléculas biológicas, como proteínas o ácidos nucleicos. Su alta solubilidad en agua y su reactividad ex - plican que los efectos adversos de este agente químico se produzcan a nivel local en el lugar de contacto. Ni el for - maldehído ni sus metabolitos se acumulan en los tejidos en un grado apreciable. El formaldehído se elimina como ácido fórmico por excreción urinaria o como dióxido de carbono en el aire exhalado. La exposición aguda a formaldehído puede provocar ce - faleas e irritación de las vías respiratorias, de la piel y de los ojos. La exposición crónica, a niveles bajos de concen - tración en el aire, puede causar problemas respiratorios similares al asma, y el contacto con la piel puede ocasionar irritaciones de la piel como der matitis y picores. En la Unión Europea tras la aprobación, en diciembre de 2013, de la sexta adaptación al progreso técnico (ATP)

12. 12 la inflamación y la respuesta celular regenerativa causada por una irritación citotóxica, se podrían prevenir efectos como el cáncer nasal. En los estudios realizados en animales de experimenta - ción se han obtenido datos de concentración sin efecto adverso observado de 1 ppm para los efectos en los teji - dos y de 2 ppm para la proliferación celular (aumento del número de células por división celular). El control de la proliferación celular es esencial para el correcto funcio - namiento del organismo. La pérdida de esta regulación es la causa de enfermedades como puede ser el cáncer, donde una célula forma una línea celular con capacidad de proliferación celular ilimitada e incontrolada debido a mutaciones genéticas. Por este motivo, el SCOEL, en su informe SCOEL/ REC/125 Formaldehyde de 2016, establece un valor lí - mite de exposición de 0,3 ppm para un período de 8 ho - ras y un valor de 0,6 ppm para un período de exposición de 15 minutos, pues considera que un factor de seguridad superior a 3 es altamente protector. Para establecer este valor límite también considera los numerosos estudios, que comprenden un total de más de 400 voluntarios, so - bre irritación sensorial. En dos estudios recientes se obser - vó que exposiciones de 0,3 ppm con picos de 0,6 ppm no dan lugar a síntomas objetivos de irritación. En España el VLA-EC® del formaldehído es de 0,3 ppm (0,37 mg/m 3 ) y está vigente desde el año 1999. Este va - lor límite está establecido para proteger a los trabajadores de la potencial irritación sensorial, principalmente de los ojos y del tracto respiratorio superior. La irritación sen -

13. 13 sorial aparece a concentraciones inferiores a la irritación citotóxica y por lo tanto cumpliendo con el valor límite el margen de seguridad para proteger frente a la aparición de tumores es bastante amplio. A este agente químico se le asigna la notación “Sen” por ser un sensibilizante de la piel.

18. 18 Otras normativas que se ven afectadas por la reclasifica - ción son el RD 216/1999 sobre disposiciones mínimas de seguridad y salud en el trabajo de los trabajadores en el ámbito de las empresas de trabajo temporal, cuyo articu - lado imposibilita la celebración del contrato de puesta a disposición entre ETT y empresa usuaria, y el Reglamen - to de los Servicios de Prevención (RD 39/1997), concre - tamente sus anexos VII (Lista no exhaustiva de agentes, procedimientos y condiciones de trabajo que pueden in - fluir negativamente en la salud de las trabajadoras emba - razadas o en período de lactancia natural, del feto o del niño durante el período de lactancia natural) y VIII (Lista no exhaustiva de agentes y condiciones de trabajo a los cuales no podrá haber riesgo de exposición por parte de trabajadoras embarazadas o en período de lactancia natu - ral).

20. 20 nado o un papel de decoración melaminizado, seguido de un prensado en caliente. Para tablero contrachapado las resinas a base de formal - dehído se utilizan en la unión de las hojas de madera en el plano longitudinal o transversal. Las chapas de made - ra y las chapas laminadas consisten en diferentes capas (paneles, láminas de chapa de madera, tableros) unidas y prensadas en caliente. La emisión de formaldehído procede principalmente de la resina cuando se calienta, en la zona de prensado, y en menor medida, en la de refrigeración del tablero. Es en estas etapas del proceso donde existe una mayor probabi - lidad de exposición (véase tabla 1). La concentración de formaldehído en el ambiente laboral depende de varios factores tales como el tipo de resina, el tiempo de prensado, el espesor del tablero, el grado de encerramiento del proceso, la eficacia y eficiencia de la extracción localizada, la renovación de aire del local, etc. Los trabajadores más expuestos son los asignados a las tareas de operaciones en prensa (normalmente suelen estar en salas de control, que son zonas seguras) y a las tareas de mantenimiento asociadas a la prensa (operador de prensa, mecánico, electricista, limpieza, responsable de turno, etc.) cuando la acción no se lleva a cabo durante una avería o parada en la producción previamente plani - ficada, pues, en estos casos, la prensa se vacía de tablero para evitar incendios por inflamación del material dentro de la prensa. La toma de muestras también puede exponer a los trabajadores a concentraciones altas durante perío - dos cortos.

7. 7 FORMALDEHÍDO Y APLICACIONES EN EL SECTOR El f ormaldehído es un compuesto químico orgánico per - teneciente al grupo de los aldehídos, altamente inflama - ble y muy volátil. En condiciones normales de presión y temperatura es un gas, de olor fuerte y penetrante, muy soluble en agua. La disolución acuosa, que se conoce con el nombre de formol o formalina, es líquida e incolora y puede contener alcohol metílico como estabilizante. El umbral olfativo está entre 0,1 y 1 ppm. Es una sustancia orgánica natural que está presente en la mayoría de los organismos vivos, incluido el cuerpo hu - mano, generándose en pequeñas cantidades como parte de los procesos metabólicos normales. Se encuentra de forma natural en el aire que respiramos; se metaboliza rá - pidamente por lo que no se acumula en el cuerpo. El formaldehído es uno de los compuestos orgánicos bási - cos más importantes de la industria química y su produc - ción mundial anual es de unos 21 millones de toneladas. Alrededor de la mitad se emplea para hacer las resinas de formaldehído que son extremada mente fuertes y que, en - tre otros usos, se emplean como adhesivos permanentes en la mayoría de los tableros.

22. 22 En lo referente al nivel potencial de exposición de los tra - bajadores, ello dependerá del tipo y momento de la in - tervención a realizar en la zona caliente de prensas o sus proximidades, de la distancia a las fuentes de emisión, del tiempo de permanencia, de la eficacia de retención de los equipos de protección individual, etc. En caso necesario, la cuantificación de la concentración de formaldehído en la atmósfera de los lugares de trabajo puede llevarse a cabo mediante el método MTA/MA-062/ A08 “Determinación de formaldehído en aire – Método de captación en sílica gel impregnada con 2,4-dinitrofe - nilhidrazina/cromatografía líquida de alta resolución”, del INSHT. De acuerdo con este método, las muestras se obtienen haciendo pasar, con la ayuda de una bomba de muestreo personal, un volumen de tres litros de aire durante 15 minutos a través de un tubo relleno de sílica gel impregnada con 2,4-dinitrofenilhidracina.

30. 30 olvidando nunca el carácter de “última protección” que tienen. Los EPI recomendados generalmente para trabajar con formaldehído son los que protegen de contacto dérmico y de salpicaduras, como guantes, delantales, gafas y máscara facial. Si se pretende evitar completamente la inhalación de vapores, debe recurrirse a la utilización de equipos de protección respiratoria incluyendo filtros químicos del tipo BP3. Hay que consultar siempre su adecuación al fabricante y leer detenidamente el folleto explicativo. Se velará por el uso de EPI siempre que sea necesario y, en particular, por el uso de la máscara facial con filtros es - pecíficos para formaldehído. Los filtros se cambiarán por nuevos cuando estén próximos a la saturación. El formaldehído es un compuesto orgánico con un pun - to de ebullición inferior a 65°C. Si se considera solo la clasificación que se hace en la norma europea EN 14387 para filtros contra gases, podría llegarse a la conclusión de que lo adecuado sería emplear un filtro de tipo AX. No obstante, el formaldehído es un compuesto orgánico cuya molécula es polar, por lo que, desde el punto de vista de su retención en filtros de protección respiratoria, presenta un comportamiento similar al de un compuesto inorgáni - co, de ahí la recomendación de emplear filtros de tipo B. Si durante la manipulación del formaldehído se generan aerosoles, se recomienda el uso de filtros que protejan ade - más frente a partículas.

36. 36 F.17.1.16

19. 19 EXPOSICIÓN A FORMALDEHÍDO EN LA FABRICACIÓN DE TABLEROS El formaldehído forma parte de la composición de las re - sinas de urea-formol (UF), melamina-formol (MF), me - lamina-urea-formol (MUF) o fenol-formol (PF) amplia - mente utilizadas en la fabricación de tableros de madera (de partículas, de fibras (MDF) y madera contrachapada), y también está presente en los elementos estructurales, carpintería, vigas de madera laminada y muebles. En los tableros de aglomerado, las partículas y las fibras de madera están unidas mediante colas preparadas con resinas que a continuación se integran en la manta. El prensado en caliente, donde la manta es compactada con la densidad y grosor deseados, permite que la resina se po - licondense para unir las partículas o fibras y estabilizar el tablero. Las prensas son de una sola etapa, de varias etapas o continuas. Los tableros se transfieren a un sistema de refrigeración por un período de tiempo determinado para su curación. A continuación le siguen las diferentes fases de acabado, almacenamiento y envío. El tablero puede llevar un recubrimiento que implica pegar un papel lami -

32. 32 ciendo así su disponibilidad en las zonas de trabajo. Es necesario el desarrollo de soluciones dirigidas a la cap - tura tan cerca de las fuentes de emisiones de formaldehído como sea posible, en las diferentes etapas de la fabricación de los tableros. Cada proceso debe ser estudiado en detalle caso por caso, para reducir las exposiciones potenciales. El aire limpio, con la aplicación de los medios adecuados de ventilación de aire, es un objetivo así como mejorar las campanas de captación superior en el transporte desde las prensas y la automatización hasta las etapas de medición de espesor aguas abajo. Por otra parte, es importante rea - lizar un seguimiento de los nuevos estudios que se realicen para la posible sustitución de las resinas que contienen formaldehído.

34. 34 BIBLIOGRAFÍA REAL DECR ETO 665/1997, de 12 de mayo, sobre la protección de los trabajadores contra los riesgos relacio - nados con la exposición a agentes cancerígenos durante el trabajo. REAL DECRETO 374/2001, de 6 de abril, sobre la pro - tección de la salud y seguridad de los trabajadores contra los riesgos relacionados con los agentes químicos durante el trabajo. SCOEL SUM 125 Recommendation from the Scientific Committee on Occupational Exposure Limits for Formaldehyde. INSHT. Método de toma de muestras y análisis. MTA/ MA-062/A08 Determinación de formaldehído en aire. Método de captación en sílica gel impregnada con 2,4-dinitrofenilhidracina/Cromatografía líquida de alta resolución. Reducción de la exposición a formaldehído en la indus - tria de la madera. Proyecto social REF-WOOD. Febrero 2010.

35. 35 D ECISIÓN DE EJECUCIÓN (UE) 2015/2119 DE LA COMISIÓN, de 20 de noviembre de 2015, por la que se establecen las conclusiones sobre las mejores técnicas disponibles (MTD) conforme a la Directiva 2010/75/ UE del Parlamento Europeo y del Consejo, respecto a la fabricación de tableros deri vados de la madera.

29. 29 tableros de madera, se pueden generar residuos de las resinas derivadas del formol, cuya estado físico variará desde pastoso a completamente sólido en función del grado de polimerización que alcance la resina. Estos residuos deberán ser caracterizados en función de la normativa vigente. Sus características determinarán su envasado y etiquetado, así como la entrega a gestor au - torizado por el organismo ambiental competente en cada comunidad autónoma. En cuanto a su manipu - lación, se respetarán las mismas medidas preventivas que se deben observar para las resinas empleadas como materia prima. 4. Protección individual: Para prevenir la exposición a formaldehído es necesario reducir al mínimo posible su presencia en el puesto de trabajo, y proteger al trabajador frente a la exposición por vía inhalatoria y frente a salpicaduras y contactos directos con la piel. En procesos como la fabricación de tableros aglomerados de partículas y de fibra de madera, esta si - tuación podría darse durante operaciones de limpieza de los equipos de encolado, donde se debe hacer uso de ropa de protección y equipos de protección individual (EPI) adecuados. La utilización de EPI implica el establecimiento de un programa para su adecuada gestión, desde la decisión de su utilización, hasta la formación e información a los usuarios, y deberá tenerse en cuenta especialmente la legis - lación existente al respecto: el Real Decreto de comerciali - zación (RD 1407/1992) y el de disposiciones mínimas de seguridad y salud para su utilización (RD 773/1997), no

21. 21 Tabla 1. Fuentes de exposición en la fabricación de tableros de madera Producto Fases del proceso Exposición potencial Tablero aglomerado de partículas y tablero de fibras de madera Encolado No existe una exposición directa a las re - sinas pues se aplican mediante sistemas cerrados. Estas son bombeadas desde los tanques de almacenamiento y se aplican sobre las partículas de madera de forma automatizada en el interior de encolado - ras cerradas. Las operaciones de manteni - miento requieren un vaciado previo de los circuitos y equipos dosificadores de cola. Prensado Procesos automatizados sin manipulación del tablero. Supervisión de fabricación y toma de muestras de tablero, especial - mente en zonas de salida de prensa. Las operaciones de mantenimiento se realizan necesariamente con la línea parada y sin tablero en el interior de la prensa, pues esto supondría un elevado riesgo de incendio. Estabilizado y enfriado a la salida de prensa Operaciones de supervisión puntual y control de calidad de producto. Contrachapado Alimentación manual Cuando la alimentación no está automati - zada los operarios introducen el tablero en prensa. No hay emisión de formaldehído en esta etapa al no estar sometido el tablero a presión y temperatura. Prensado Se producen emisiones de formaldehído. Salida/ apilamiento En el proceso de producción de tablero contrachapado el enfriamiento posterior al prensado es muy rápido, por lo que al proceder a apilar, el tablero está frío y los operarios encargados no se ven sometidos a emisiones de formaldehído. Reparación y mantenimiento Las operaciones de reparación y man - tenimiento se llevan a cabo con la prensa vacía de tablero. Por tanto no se produce emisión de formaldehído y los operarios encargados del mantenimiento no se ven afectados.

24. 24 MEDIDAS DE CONTROL En general , el proceso de fabricación de tableros de aglo - merado y MDF es un proceso automatizado que requiere pocos trabajadores que solo intervendrán en situaciones previstas, aunque sean accidentales, y de carácter puntual. Por el contrario, la producción de tableros de contracha - pado, al estar menos automatizado por las exigencias del proceso, requiere una mayor intervención personal. Por las características de la fabricación de tableros de ma - dera existen una serie de medidas preventivas que habi - tualmente se aplican y en muchos de los casos ya están implantadas y funcionan con eficacia y suficiencia pro - bada. A continuación se presenta una lista no exhaustiva de las medidas aplicables, ordenadas de mayor a menor eficacia: 1. Limitar cantidades de agentes: Se constata una continua evolución en las resinas em - pleadas con un contenido cada vez menor en formal - dehído libre. Complementariamente a esta medida, se emplean aditivos captadores de formalde hído, que reaccionan químicamente con el formaldehído fiján - dolo y evitando su emisión.

14. 14 IMPLICACIONES NORMATIVAS QUE SUPONE SU RECLASIFICACIÓN COMO CANCERÍGENO Antes de la reclasificación del formaldehído como sustan - cia cancerígena de categoría 1B, el empresario debía cum - plir con el RD 374/2001 sobre la protección de la salud y seguridad de los trabajadores contra los riesgos relacio - nados con los agentes químicos durante el trabajo. Con la nueva clasificación, al formaldehído le es de aplicación también el RD 665/1997 sobre la protección de los traba - jadores contra los riesgos relacionados con la exposición a agentes cancerígenos o mutágenos durante el trabajo. El Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Tra - bajo ha elaborado una Guía Técnica para facilitar la apli - cación del RD 665/1997. En esta guía se proporcionan criterios y aclaraciones de gran ayuda para empresarios, técnicos y delegados de prevención. En relación con la presencia de agentes cancerígenos en el lugar de trabajo, la guía indica que existen algunos agentes cancerígenos que pueden estar presentes de forma

31. 31 PROPUESTAS DE MEJORA Las medidas anteriores garantizan una amplia protección de los trabajadores en las empresas con procesos de pro - ducción que utilizan formaldehído en sus colas. Sin em - bargo, dependiendo de los procesos de fabricación y a me - dida que la tecnología avance, podrían ir implantándose algunas de las siguientes medidas de mejora: • Protocolo de trabajo y limitación de personal en ope - raciones con exposiciones accidentales y exposiciones no regulares a formaldehído: únicamente se accederá a estas zonas cuando sea estrictamente necesario. Sólo podrá acceder a las mismas personal formado específi - camente y autorizado por la empresa. • Medición en continuo y sistemas de alerta. Se reco - mienda utilizar equipos de medición en continuo y sistemas de alerta, pero habrá que tener en cuenta que los equipos que hay en el mercado pueden tener inter - ferencias y pueden activarse con múltiples gases. • Una buena práctica puede ser la creación de taquillas o equivalentes, para el almacenamiento de EPI cerca de la línea de producción o zonas de exposición, favore -

11. 11 H350 Puede provocar cáncer H341 Se sospecha que provoca defectos genéticos H301 Tóxico en caso de ingestión H311 Tóxico en contacto con la piel H331 Tóxico en caso de inhalación H314 Provoca quemaduras graves en la piel y lesiones oculares graves H317 Puede provocar una reacción alérgica en la piel Los efectos que se han considerado más relevantes para el establecimiento del valor límite de exposición profesional son la capacidad de la sustancia para producir irritación respiratoria tanto en humanos como en animales y la car - cinogenicidad local demostrada en estudios con animales de experimentación. El Scientific Committee on Occupational Exposure Limits (SCOEL), asesor de la Comisión Europea sobre los límites de exposición para agentes químicos en el lugar de trabajo, ha definido cuatro grupos de compuestos can - cerígenos en función de los distintos mecanismos de car - cinogenicidad. El formaldehído está dentro del grupo C, es decir, cancerígeno genotóxico con un umbral práctico, basado en estudios sobre mecanismos o toxicocinética. Para estos compuestos es posible establecer un valor límite basado en efectos sobre la salud, derivado de un nivel sin efecto adverso observado (NOAEL). Uno de los criterios para poder justificar el establecimiento de un valor límite basado en efectos para la salud y poder clasificarlo dentro del grupo C es que previamente se dé proliferación celular o daño crónico en tejidos en el lugar donde con posterio - ridad se formarían tumores. Este es el caso del formal - dehído ya que, previniendo efectos como la irritación o

25. 25 2. Diseñar los procesos y controlar la emisión de con - taminantes mediante sistemas de extracción. • Tablero aglomerado de partículas y fibra: - Los sistemas de encolado cerrados, aplicables en la fabricación de tableros aglomerados de partículas y de fibra, se basan en la pulverización a alta pre - sión de las resinas. Con ellos, se consigue aumentar la eficacia de los procesos de encolado y así reducir la cantidad aplicada de resina. Este hecho reduce la posterior liberación de formaldehído durante el pro - ceso de prensado de las partículas de madera. - Los sistemas de extracción instalados en las prensas de tablero y zonas adyacentes se localizan fundamen - talmente en las zonas de contacto entre los platos de la prensa y la manta de tablero, de modo que los ga - ses liberados se captan en la zona más próxima al ori - gen. Posteriormente, son conducidos al exterior de las naves, donde son tratados antes de ser emitidos a la atmósfera. El documento de referencia sobre las Mejores Técnicas Disponibles describe de una forma pormenorizada las medidas técnicas más eficaces en el sector. - Sectorización y cerramientos de las prensas de ta - blero y zonas próximas. Se trata de una medida aplicada que aumenta la eficacia de los sistemas de extracción, al tiempo que limita la difusión del for - maldehído hacia otras secciones de los centros de trabajo. Sin embargo, estos cerramientos no pueden ser completamente “estancos”, pues esto conduciría

2. Título: Form aldehído en la industria de fabricación de tableros Autor: Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo (INSHT) Elaborado por: Bernaola Alonso, Manuel Gálvez Pérez, Virginia Gil Iglesias, Eduardo Sousa Rodriguez, Mª Encarnación Colaboradores: Asociación Nacional de Fabricantes de Tableros (ANFTA) Asociación Española de Fabricantes de Tablero Contrachapado (AEFCON) Edita: Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo (INSHT) C/ Torrelaguna, 73 - 28027 Madrid Tel. 91 363 41 00, fax 91 363 43 27 www.insht.es Composición: Servicio de Ediciones y Publicaciones del INSHT Edición: Madrid, diciembre 2016 NIPO (en línea): 272-16-044-8 NIPO (papel): 272-16-043-2 Depósito Legal: M-33496-2016 Hipervínculos: El INSHT no es responsable ni garantiza la exactitud de la información en los sitios web que no son de su propiedad. Asimismo la inclusión de un hipervínculo no implica aprobación por parte del INSHT del sitio web, del propietario del mismo o de cualquier contenido específico al que aquel re - dirija C atálogo general de publicaciones oficiales : http://publicacionesoficiales.boe.es Catálogo de publicaciones del INSHT: http://www.insht.es/catalogopublicaciones/

10. 10 del Reglamento CE nº 1272/2008 (Reglamento CLP), el formaldehído ha sido clasificado como cancerígeno (cate - goría 1B), pues se supone que es un cancerígeno para el hombre, en base a la existencia de pruebas en animales. La nueva clasificación, que entró en vigor el 1 de enero de 2016, es la que se indica a continuación: Peligro Peligro Peligro Categoría Clasificación Carcinogenicidad 1B Peligro (CLP: Carc. 1B) H350 Mutagenicidad en células germinales 2 Atención (CLP: Muta. 2) H341 Toxicidad aguda, oral 3 Peligro (CLP : AcuteTox. 3) H301 Toxicidad aguda, cutánea 3 Peligro (CLP: AcuteTox. 3) H311 Toxicidad aguda, por inhalación 3 Peligro (CLP: AcuteTox. 3) H331 Corrosivo cutáneo 1B Peligro (CLP: Skin Corr. 1B) H314 Sensibilización cutánea 1 Atención (CLP: Skin Sens. 1) H317

26. 26 a la formación de atmósferas explosivas y aumentaría enormemente la posibilidad de incendios en la pren - sa, donde las partículas de madera o fibras consti - tuyen un material altamente inflamable y explosivo. La dotación de sistemas de detección y extinción de incendios es fundamental en esta parte del proceso productivo. • Contrachapado: - En el caso de la fabricación de este tipo de tableros, se dispone de sistemas de captación y evacuación de vapores en las zonas de prensa. - La instalación de sistemas de extracción, tanto gene - ral en las zonas de alimentación como locales en la prensa, permiten minimizar la difusión del formal - de hído durante y después del proceso de prensado del tablero. 3. Medidas organizativas y protección colectiva: • Medidas de orden y limpieza: es práctica habitual el establecimiento de rutinas de limpieza en toda la ins - talación. La frecuencia de limpieza de las zonas viene determinada por distintos factores, como la propia na - turaleza del proceso, el riesgo de incendio y el asegu - ramiento de la eficacia de los sistemas de ventilación y extracción localizada. Por ello la zona de la prensa es probablemente la sección de una fábrica de tableros donde la limpieza debe ser más frecuente y más efi - ciente. • Prohibición de comer y beber en las zonas en las que existe riesgo de exposición al formaldehído. Para ello,

27. 27 se deben habilitar zonas seguras (cafeterías, locales ce - rrados, salas de control, etc.), alejadas de las zonas de emisión de formaldehído anteriormente identificadas. • Elaborar un programa preventivo que contemple la medición de la concentración de formaldehído en el ambiente mediante equipos de lectura directa y, si fue - se necesario, mediante muestreos personales para esti - mar la exposición. • Métodos de medición y dispositivos de alerta para ex - posiciones anormales (ver apartado de mejoras). • Etiquetado de los depósitos y envases y, si fuera nece - saria, la señalización de los conductos de acuerdo con la normativa vigente, especialmente en aquellos casos donde las resinas no se almacenan y dosifican desde tanques cerrados. • Formación e información de los trabajadores poten - cialmente expuestos. • Se debe evitar la existencia de fuentes de contamina - ción innecesarias, como recipientes abiertos, y elimi - nar rápidamente los derrames. • Elaborar procedimientos de trabajo adecuados en aquellos procesos donde existe una manipulación di - recta de las resinas, evitando la evaporación y la for - mación de aerosoles y manteniendo los recipientes cerrados. • Una adecuada renovación general del aire ayuda a mi - nimizar las concentraciones residuales. • Gestión de residuos: en el caso de la fabricación de

17. 17 tar las medidas necesarias para vigilar que se cumple la prohibición de que los trabajadores coman, beban o fumen en las zonas de trabajo en las que exista di - cho riesgo. Deberá además proveer a los trabajadores de ropa de protección apropiada o de otro tipo de ropa especial adecuada y disponer de lugares separados para guardar de manera separada las ropas de trabajo o de protección y las ropas de vestir. En cualquier caso el empresario se responsabilizará del lavado y desconta - minación de la ropa de trabajo, quedando rigurosa - mente prohibido que los trabajadores se lleven dicha ropa a su domicilio para tal fin (art.6.1). • Los trabajadores deben disponer, dentr o de la jornada laboral, de 10 minutos para su aseo personal antes de la comida y otros 10 minutos antes de abandonar el trabajo, entendiéndose como “trabajador” exclusiva - mente al trabajador con riesgo de contaminación por agentes cancerígenos o mutágenos (art. 6.2), es decir, que pueda contactar con los mismos. • Documentación e información (art. 9 y 10): el empre - sario deberá conservar los historiales médicos practica - dos como consecuencia de la vigilancia de la salud, así como la lista actualizada de los trabajadores expuestos, durante 40 años después de terminada la exposición y si, se cesa la actividad, remitirlos a la autoridad laboral. Igualmente el empresario deberá estar en disposición de suministrar la información solicitada por las aut ori - dades competentes, así como comunicar a la autoridad laboral todo caso de cáncer que se reconozca resultante de la exposición a un agente cancerígeno o mutágeno.

15. 15 natural, en el aire exterior (urbano y rural) con unos valo - res de concentración muy bajos. Dado que el formaldehído puede tener un origen natural, su presencia en el lugar de trabajo se debe entender cuan - do su concentración presenta unos niveles significativa - mente superiores a los que son normales en el aire exterior. Ambas normativas describen medidas preventivas simila - res como limitación de cantidades, niveles de exposición y trabajadores expuestos, procedimientos de trabajos se - guros, higiene personal y vigilancia de la salud, siendo el RD 665/1997 más riguroso y exigente en varios as - pectos: • Principio de sustitución: el RD 665/1997 establece como principio general, independientemente de la eva - luación de riesgos, eliminar o reducir el riesgo siempre que sea técnicamente posible, bien por la sustitución del agente cancerígeno o bien por la modificación del proceso o procedimiento de trabajo. Se podría consi - derar como principio de mejora continua (art. 4). El empresario que no lleve a cabo acciones para conseguir su sustitución, deberá justificar dicha imposibilidad y contemplar la posibilidad de implantar un sistema ce - rrado (art 5.2). • En cuanto a las medidas a desarrollar siempre que se utilice un agente cancerígeno o mutágeno (art 5.5), en - tre otras medidas equiparables a las del RD 374/2001, el RD 665/1997 añade la instalación de dispositivos de alerta para los casos de e mergencia. • Cuando exista un riesgo de contaminación por agentes cancerígenos o mutágenos, el empresario deberá adop -

4. ÍNDICE Introducción ................................................................... 5 Formaldehído y aplicaciones en el sector ......................... 7 Riesgos para la salud ....................................................... 9 Implicaciones normativas que supone su reclasificación como cancerígeno ................................... 14 Exposición a formaldehído en la fabricación de tableros ..................................................................... 19 Medidas de control ....................................................... 23 Propuestas de mejora .................................................... 30 Bibliografía .................................................................... 32

Vistas

  • 1119 Vistas totales
  • 805 Vistas del sitio web
  • 314 Embedded Views

Acciones

  • 0 Social Shares
  • 0 Me gusta
  • 0 No me gusta
  • 0 Comentarios

Veces compartido

  • 0 Facebook
  • 0 Twitter
  • 0 LinkedIn
  • 0 Google+