Agentes químicos: jerarquización de riesgos potenciales (método basado en el INRS)

Canal público / Prevención de riesgos laborales

Thanks for your subscription!
1198 vistas
0 Gustos
0 0
El éxito de una evaluación de riesgos depende en gran
medida de cómo se realice su planificación. Una recogida
rigurosa de datos, una selección del método de evaluación
más adecuado y un establecimiento de prioridades de actuación
durante la misma son claves para la protección de
los trabajadores. Esto no siempre es fácil de conseguir, por
eso, la jerarquización permite clasificar los agentes químicos
peligrosos y determinar los grupos de exposición homogénea.
que necesitan una evaluación prioritaria y minuciosa.
Esta etapa permite aplazar o diferir el examen de los agentes
químicos con bajo riesgo potencial. Para ello, se utiliza
la información sobre la peligrosidad del agente químico y
sobre la exposición al mismo. Llevando a cabo esta etapa
previa se pueden seleccionar unos pocos agentes químicos
del inventario realizado en la empresa y centrar en ellos los
recursos y los esfuerzos de la evaluación posterior por ser
los que necesitan una actuación prioritaria.

Compartir en redes sociales

Compartir enlace

Use permanent link to share in social media

Compartir con un amigo

Por favor iniciar sesión para enviar esto document ¡por correo!

Incrustar en su sitio web

Seleccionar página de inicio

6. 6 Notas Técnicas de Prevención Tabla 8. Productos químicos empleados. PROCESO PRODUCTO QUÍMICO INDICACIONES DE PELIGRO H CANTIDAD 1 (litros/año) FRECUENCIA DE USO (anual) CONSERVACIÓN Disolvente Nitro H225-H301-H304-H315 H361d-EUH066 -H319 -H332-H371-H373- 2 <15 días Acetona H225-H319-H336-EUH066 25 A diario Alcohol Mosstanol H225-H319-H336 20 A diario Dimetilsulfóxido Sin indicaciones de peligro H 1 <15 días Esencia de trementina H226-H302-H304-H312-H315-H317-H319-H332-H411 0,05 <15 días Peróxido de hidrógeno H302-H318 5 <15 días Benzotriazol H302-H319-H332-H412 0,4 1-2 meses ESTEL 1000 H226-H304-H319-H335-H336-H360-H412 2 <15 días Mowital B60HH Sin indicaciones de peligro H 2 2-4 meses Xileno H226-H312-H315-H332 0,5 <15 días Tolueno H225-H304-H315-H336-H361d-H373 0,5 <15 días White Spirit H304 0,2 <15 días RESTAUR ACIÓ N Ácido clorhídrico H314(1B)-H331 3 3-4 meses Hidróxido sódico H314(1A) 20 3-4 meses Ácido fosfórico H314(1B) 0,05 <15 días Ácido fórmico H314(1A) 0,025 <15 días Hexametafosfato de sodio Sin indicaciones de peligro H 5 1-2 meses Ácido nítrico H271-H314-H318 1 1-2 meses Paraloid B72 Sin indicaciones de peligro H 5 A diario Paraloid B48S H304-H315-H317-H336-H361-H373 0,2 2-4 meses Cronolita 10700 activado H225-H332-H315-H319 2 <15 días Brick Cen Plaste Plus madera Sin indicaciones de peligro H 0,2 1-2 meses EPO 150 H315-H317-H319-H351-H411 0,5 1-2 meses K151 endurecedor H302-H314(1B)-H317-H332-H410 0,125 1-2 meses K-TOP TEMPLUM H302-H314(1B)-H317-H332-H335 0,5 <15 días TEMPLUM EPO TOP H315-H317-H319 0,350 <15 días 1 En el caso de productos sólidos para los que se disponía de su cantidad en peso, se ha calculado la cantidad en volumen teniendo en cuenta el porcentaje de dilución de los mismos. Los datos obtenidos de dichos cálculos son los que figuran en esta columna. Tabla 9. Resultados de la jerarquización. PROCESO PRODUCTO QUÍMICO CLASE DE PELIGRO CANTIDAD RELATIVA(*) CLASE DE CANTIDAD CLASE DE FRECUENCIA CLASE DE EXPOSICION POTENCIAL PUNTUACIÓN DE RIESGO POTENCIAL CONSERVACIÓN Disolvente Nitro 4 8 3 1 3 10.000 Acetona 2 100 5 4 5 1 .000 Alcohol Mosstanol 2 80 5 4 5 1.000 Dimetilsulfóxido 1 4 2 1 2 3 Esencia de trementina 4 0,2 1 1 1 1.000 Peróxido de hidrógeno 4 20 4 1 3 10.000 Benzotriazol 3 1,6 2 2 2 300 ESTEL 1000 4 8 3 1 3 10.000 Mowital B60HH 1 8 3 3 3 10 Xileno 3 2 2 1 2 300 Tolueno 3 2 2 1 2 300 White Spirit 3 0,8 1 1 1 100 RESTAURACIÓN Ácido clorhídrico 3 12 4 3 4 3.000 Hidróxido sódico 4 80 5 3 5 100.000 Ácido fosfórico 3 0,2 1 1 1 100 Ácido fórmico 4 0,1 1 1 1 1.000 Hexametafosfato de sodio 1 20 4 2 4 30 Ácido nítrico 4 4 2 2 2 3.000 P araloid B72 1 20 4 4 5 100 Paraloid B48S 4 0,8 1 3 1 1.000 Cronolita 10700 activado 3 8 3 1 3 1 .000 Brick Cen Plaste Plus madera 1 0,8 1 2 1 1 EPO 150 4 2 2 2 2 3.000 K151 endurecedor 4 05 1 2 1 1.000 K-TOP TEMPLUM 4 2 2 1 2 3.000 TEMPLUM EPO TOP 4 1,4 2 1 2 3.000 (*) El producto que tiene mayor consumo es la acetona (25 litros/año).

8. 8 Notas Técnicas de Prevención INSTITUTO NACIONAL DE SEGURIDAD E HIGIENE EN EL TRABAJO (INSHT). Riesgo químico. Sistemática para la evaluación higiénica. INSTITUTO NACIONAL DE SEGURIDAD E HIGIENE EN EL TRABAJO (INSHT). Límites de exposición profesional para agentes químicos en España. (Publicación anual). INSTITUTO NACIONAL DE SEGURIDAD E HIGIENE EN EL TRABAJO. Guía Técnica para la evaluación y prevención de los riesgos relacionados con la exposición durante el trabajo a agentes cancerígenos o mutágenos. Madrid. INSHT. 2005. Agradecimientos al Museo Arqueológico Regional de la Comunidad de Madrid por la co - laboración prestada en la recogida de datos para la elaboración del ejemplo aquí descrito. Reservados todos los derechos. Se autoriza su reproducción sin ánimo de lucro citando la fuente: INSHT, nº NTP, año y título. N IPO: 272-15-025-5

7. 7 Notas Técnicas de Prevención Tabla 10. Resumen de la jerarquización para los dos procesos conjuntamente. PROCESO PRODUCTO QUÍMICO CLASE DE PELIGRO CLASE DE CAN- TIDAD CLASE DE FRE- CUENCIA CLASE DE EXPO- SICION POTENCIAL PUNTUA - CIÓN DE RIESGO POTENCIAL ORDEN DE PRIO- RIDAD RIESGO POTEN - CIAL RIESGO POTENCIAL ACUMULA - DO Restauración Hidróxido sódico 4 5 3 5 100.000 ELEVADA 65,26 65,26 Conservación Disolvente Nitro 4 3 1 3 10.000 MEDIA 6,53 71,78 Conservación Peróxido de hidrógeno 4 4 1 3 10.000 MEDIA 6,53 78,31 Conservación ESTEL 1000 4 3 1 3 10.000 MEDIA 6,53 84,83 Restauración Ácido nítrico 4 2 2 2 3.000 MEDIA 1,96 86,79 Restauración K-TOP TEMPLUM 4 2 1 2 3.000 MEDIA 1,96 88,75 Restauración EPO 150 4 2 2 2 3.000 MEDIA 1,96 90,71 Restauración TEMPLUM EPO TOP 4 2 1 2 3.000 MEDIA 1,96 92,66 Restauración Ácido clorhídrico 3 4 3 4 3.000 MEDIA 1,96 94,62 Restauración Ácido fórmico 4 1 1 1 1.000 MEDIA 0,65 95,27 Conservación Esencia de trementina 4 1 1 1 1.000 MEDIA 0,65 95,93 Restauración Paraloid B48S 4 1 3 1 1.000 MEDIA 0,65 96,58 Restauración K151 endurecedor 4 1 2 1 1.000 MEDIA 0,65 9 7, 2 3 Restauración Cronolita 10700 activado 3 3 1 3 1.000 MEDIA 0,65 9 7, 8 8 Conservación Alcohol Mosstanol 2 5 4 5 1.000 MEDIA 0,65 98,54 Conservación Acetona 2 5 4 5 1.000 MEDIA 0,65 9 9,19 Conservación Tolueno 3 2 1 2 300 MEDIA 0,20 99,38 Conservación Xileno 3 2 1 2 300 MEDIA 0,20 99,58 Conservación Benzotriazol 3 2 2 2 300 MEDIA 0,20 99,78 Conservación White Spirit 3 1 1 1 100 BAJA 0,07 99,84 Restauración Ácido fosfórico 3 1 1 1 100 BAJA 0,07 99,91 Restauración Paraloid B72 1 4 4 5 100 BAJA 0,07 99,97 Restauración Hexametafosfato de sodio 1 4 2 4 30 BAJA 0,02 99,99 Conservación Mowital B60HH 1 3 3 3 10 BAJA 0,01 100,00 Conservación Dimetilsulfóxido 1 2 1 2 3 BAJA 0,00 100,00 Restauración Brick Cen Plaste Plus madera 1 1 2 1 1 BAJA 0,00 100,00 Tabla 11. Productos de mayor prioridad. PROCESO PRODUCTO ORDEN DE PRIORIDAD Restauración Hidróxido sódico ELEVADA Conservación Disolvente Nitro MEDIA Conservación Peróxido de hidrógeno MEDIA Conservación ESTEL 1000 MEDIA BIBLIOGRAFÍA Reglamento (CE) Nº 1272/2008 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 16 de diciembre de 2008, sobre clasificación, etiquetado y envasado de sustancias y mezclas, y por el que se modifican y derogan las Directivas 67/548/CEE y 1999/45/ CE y se modifica el Reglamento (CE) nº 1907/2006. Real Decreto 396/2006, de 31 de marzo, por el que se establecen las disposiciones mínimas de seguridad y salud apli - cables a los trabajos con riesgo de exposición al amianto. INSTITUTO NATIONAL DE RECHERCHE ET DE SECURITE (INRS). Méthodologie d ́evaluation simpliée du risque chimique. ND 2233-200-05.

5. 5 Notas Técnicas de Prevención Las puntuaciones obtenidas para los distintos agen - tes químicos se pueden sumar, por ejemplo, por lugares de trabajo, obteniendo así una puntuación global que permite identificar cuál es el lugar de trabajo con un nivel de riesgo potencial más alto y centrar, a su vez, la atención en los agentes químicos que tienen mayor puntuación. Si las puntuaciones de los agentes químicos se orde - nan en orden decreciente y se calcula el índice parcial acumulado, expresado en porcentaje del total, este índice permite dar menos importancia a los agentes químicos que no aporten un porcentaje significativo al índice global, salvo los que estén regulados por una legislación espe - cífica. Así, de una forma práctica, se pueden considerar menos importantes los que en su conjunto contribuyan apenas un 20% al riesgo total. En la misma línea, se podría aplazar o dar por fina - lizada la evaluación en esta etapa cuando el nivel de prioridad obtenido para todos los riesgos identificados sea bajo. Para que esto sea así, tienen que darse simul - táneamente las condiciones siguientes: • que la clase de peligro sea siempre inferior o igual a 3 y • que la puntuación del riesgo potencial sea menor o igual a 100 para todos ellos. De una forma u otra, como se puede apreciar, la jerar - quización se hace en base a parámetros que se pueden obtener fácilmente y constituye una buena ayuda para abordar la evaluación de forma planificada y centrada en los riesgos más importantes. 4. EJEMPLO DE APLICACIÓN Se desea jerarquizar los riesgos potenciales existentes en los laboratorios de un museo arqueológico. Entre las principales tareas que allí se realizan se encuentra la recuperación y el tratamiento de restos ar - queológicos como material lítico y pétreo, restos óseos, metales (principalmente hierro y bronce, y, en menor medida, cobre, oro y plata), materiales cerámicos, ma - dera y marfil. Todas estas tareas podrían distinguirse en dos grupos, según su finalidad: conservación o restauración (véase figura 2). CONSERVACIÓN • E stabilización • C onsolidación • P rotección superficial • I nhibición de la corrosión • B lanqueamiento RESTAURACIÓN • L impieza • R econstrucción • R eintegración • En colado • A dhesión • R emontaje Figura 2. Tareas del laboratorio del museo. Los productos químicos empleados en cada proceso se muestran en la tabla 8, junto con sus indicaciones de peligro H, la cantidad consumida por año y la frecuencia de uso. Para realizar la jerarquización daremos los siguientes pasos: 1. A partir de las indicaciones de peligro H, se establece la clase de peligro para cada producto. 2. Se selecciona el producto consumido en mayor canti - dad, se calcula la cantidad relativa para cada producto y se establece la clase de cantidad. 3. Se establece la clase de frecuencia. 4. Se establece la clase de exposición potencial (a partir de la clase de cantidad y de frecuencia). 5. Se calcula la puntuación de riesgo potencial. Los resultados de la jerarquización obtenidos se mues - tran en la tabla 9. Se ordenan los productos según la puntuación en or - den decreciente, se establece el orden de prioridad y se calcula el riesgo potencial y el riesgo potencial acumula - do. Se seleccionaran los productos que aporten aproxi - madamente una contribución del 80% del riesgo potencial acumulado (véase tabla 10). Conclusiones La mayoría de los productos utilizados en las tareas de conservación se consumen en cantidades muy peque - ñas. Por lo tanto, la puntuación del riesgo potencial para cada uno de ellos vendrá marcada en gran medida por su peligrosidad. Únicamente, se obtendría un orden de prioridad elevado para aquel producto que tuviera una clase de peligro 5, independientemente del resto de clases obtenidas de cantidad y de frecuencia (y exposición potencial), no siendo el caso para ninguno de ellos. Por tanto, de entre los productos que contribuyen en un 80% al riesgo potencial acumulado y que se deben tener en cuenta, uno sólo pertenece a la restauración y el resto a los utilizados en las tareas del proceso de conservación (véase tabla 11). En este caso, para estos cuatro productos se estable - ce la misma clase de peligro, 4. Analizando en detalle las indicaciones de peligro que conducen a esa clase de peligro, se observa que en el caso del hidróxido sódico y peróxido de hidrógeno se relacionan con el contacto con la piel y ojos, el disolvente nitro con la ingestión y el ESTEL 1000 con la vía de entrada que puede perju - dicar la fertilidad o el feto. Esto marcará el camino en la evaluación de riesgos posterior ya que, en el caso del peróxido de hidrógeno, del disolvente nitro y del ESTEL 1000, el estudio debería incluir, además de la evaluación por inhalación, la de contacto con la piel y ojos. A la vista de la tabla 11, a diferencia de los tres últimos, la prioridad elevada para el hidróxido sódico viene dada por la cantidad en la que se consume (20 litros frente a los 25 litros del producto de mayor consumo), que con - duce a una clase de cantidad 5, además de su frecuente utilización (clase de frecuencia 3). Los otros tres productos (disolvente nitro, peróxido de hidrógeno y ESTEL 1000) se consumen en cantidades más pequeñas y con una frecuencia ocasional (clase de frecuencia 1), lo que conduce en cualquier caso a unas puntuaciones de riesgo potencial siempre inferiores a 10.000, no pudiéndose obtener en ningún caso un orden de prioridad elevado. Viendo la importancia de la vía dérmica en el caso del hidróxido sódico y del peróxido de hidrógeno, el control de la exposición se podría realizar con una adecuada selección y utilización de equipos de protección individual para las zonas expuestas. Aunque los resultados obtenidos son los de la tabla 11, aplicando criterios técnicos y haciendo un análisis más profundo de la situación resultaría adecuado que el estu - dio contemple también aquellos productos que han dado una puntuación de riesgo potencial de 3000 y que poseen acción sensibilizante para la piel (H317).

2. 2 Notas Técnicas de Prevención Tabla 1. Planteamiento de la jerarquización según tarea, procedimiento, agente químico o zona de trabajo. TAREA 1 Elaboración de una mezcla PROCEDIMIENTO 2 Cromado de una placa metálica AGENTE QUÍMICO 2 Percloroetileno ZONA DE TRABAJO • Carga de disolvente • Rectificación • Almacenamiento de los • Almacén • Pesada de productos • Montaje en el soporte de bidones (200l) • Local de fabricación pulverulentos tratamiento • Trasvase a recipientes • Local de acabado • Introducción de los pro- ductos pulverulentos en el • Desengrasado • Decapado ácido de 5l para el taller de mantenimiento • Almacén de residuos mezclador • Vigilancia de la mezcla • Vaciado del mezclador • Limpieza del mezclador • Cromado electrolítico • Aclarado • Secado • Llenado de las máquinas de desengrase • Vaciado de cada máquina • Eliminación del producto extraído una vez al mes 1 Estos pasos los realiza el mismo operador 2 Estas fases pueden ser o no realizadas por un mismo operario génea se define como un conjunto de personas, puestos o tareas con riesgo similar. La actividad y la organización de la empresa van a condicionar el establecimiento de estos grupos y, por tanto, el enfoque de la jerarquización de riesgos, que puede ser: • Por tareas: consiste en recopilar información sobre los agentes químicos implicados en todas las tareas que realiza el trabajador. • Por proceso de producción: se trata de observar los agentes químicos presentes en todas las operaciones realizadas en cada etapa del proceso. • Por agente químico: consiste en observar todo el ciclo de vida del producto químico en la empresa, desde su entrada hasta su desaparición o eliminación, para identificar todas las situaciones de trabajo en el que está presente. • Por zona de trabajo: en este caso podemos hacer una distinción en función de la ubicación. En la tabla 1 se dan ejemplos de cómo se puede afron - tar la jerarquización de riesgos por tarea, procedimiento, agente químico o zona de trabajo. 3. MÉTODO DE JERARQUIZACIÓN DE RIESGOS POTENCIALES DEL INRS Para llevar a cabo la jerarquización de riesgos potencia - les, el INRS ha desarrollado un método cualitativo en el que el riesgo potencial para la salud se calcula a partir de las variables: peligro, cantidad relativa y frecuencia de utilización, tal y como indica la figura 1. Determinación de la clase de peligro La clase de peligro se determina a partir de las indica - ciones de peligro H (antiguas frases R) que figuran en la ficha de datos de seguridad (FDS) o en la etiqueta del pro - ducto químico. Cuando las indicaciones de peligro de un producto químico den lugar a distintas clases de peligro, se elegirá la clase de peligro más elevada. Existen otros criterios para establecer la clase de peli - gro que pueden ser utilizados cuando un agente químico no tiene asignadas indicaciones de peligro H. Los valores límite ambientales (VLA) expresados en mg/m 3 pueden utilizarse también con esta finalidad. Cuando no se pueda asignar de esta forma, se podrá tener en cuenta lo siguiente: • Si se trata de una sustancia sin indicaciones de peligro H ni VLA, se le asigna la clase de peligro 1. • Si se trata de una mezcla comercial sin indicaciones de peligro H ni VLA, se le asigna la clase de peligro 1. • En el caso de mezclas no comerciales que vayan a ser empleadas en la misma empresa en otros procesos, se utilizarán las indicaciones de peligro H de los compo - nentes. En este caso, para no sobreestimar el riesgo, conviene tener en cuenta las concentraciones de los componentes, tal y como se hace para las mezclas comerciales 2 . 2. E n la asignación de indicaciones de peligro H a una mezcla co - mercial, a partir de las de los componentes, se tienen en cuenta los límites de concentración establecidos en la legislación vigen - te de clasificación, envasado y etiquetado. PELIGRO EXPOSICIÓN POTENCIAL RIESGO POTENCIAL CANTIDAD RELATIVA DE PRODUCTO FRECUENCIA DE UTILIZACIÓN Figura 1. Esquema para el cálculo del riesgo potencial.

1. Notas Técnicas de Prevención 1.080 AÑO 2017 Agentes químicos: jerarquización de riesgos potenciales (método basado en el INRS ) Chemical agents: hierarchization of potential risks (INRS based method) Agents chimiques: hiérarchisation des risques potentiels (Méthode basé dans INRS) Autor: I nstituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo (INSHT) Elaborado por: Mª Encarnación Sousa Rodríguez Mª Teresa Sánchez Cabo CENTRO NACIONAL DE NUEVAS TECNOLOGÍAS (INSHT) Colaborador: Javier Casado Hernández DEPARTAMENTO DE CONSERVACIÓN Y RESTAURACIÓN. MUSEO ARQUEOLÓGICO REGIONAL. COMUNIDAD DE MADRID El éxito de una evaluación de riesgos depende en gran medida de cómo se realice su planificación. Una recogida rigurosa de datos, una selección del método de evaluación más adecuado y un establecimiento de prioridades de ac - tuación durante la misma son claves para la protección de los trabajadores. Esto no siempre es fácil de conseguir, por eso, la jerarquización permite clasificar los agentes químicos peligrosos y determinar los grupos de exposición homogé - nea 1 que necesitan una evaluación prioritaria y minuciosa. Esta etapa permite aplazar o diferir el examen de los agen - tes químicos con bajo riesgo potencial. Para ello, se utiliza la información sobre la peligrosidad del agente químico y sobre la exposición al mismo. Llevando a cabo esta etapa previa se pueden seleccionar unos pocos agentes químicos del inventario realizado en la empresa y centrar en ellos los recursos y los esfuerzos de la evaluación posterior por ser los que necesitan una actuación prioritaria. Las NTP son guías de buenas prácticas. Sus indicaciones no son obligatorias salvo que estén recogidas en una disposición normativa vigente. A efectos de valorar la pertinencia de las recomendaciones contenidas en una NTP concreta es conveniente tener en cuenta su fecha de edición. 1. INTRODUCCIÓN El primer paso de toda evaluación del riesgo químico es la recopilación de la información disponible sobre los agentes químicos presentes en el lugar de trabajo y que pueden suponer un riesgo para la seguridad y salud de los trabajadores. El inventario de productos químicos que resulte de esta etapa inicial puede ser extenso, motivo que hace que el higienista pueda tener problemas a la hora de explotar los resultados y tomar una decisión so - bre cuáles deben ser los pasos a seguir para completar la evaluación del riesgo que se esté llevando a cabo. Cuando esto sucede es útil realizar una etapa de cri - bado o de jerarquización de riesgos en donde se esta - blezcan prioridades de actuación para el proceso de evaluación posterior. El objetivo de la misma es detectar los riesgos que deben abordarse de forma prioritaria, es decir, los de mayor riesgo o para los que existen medidas sencillas, etc. y definir un plan de acción. Los métodos cualitativos son herramientas que pueden ser de gran utilidad para conseguir este objetivo y su apli - cación en este tipo de situaciones con exposición a una gran variedad de agentes químicos puede ayudar en la planificación. La jerarquización es una etapa opcional en la que no siempre es necesario emplear una metodología cuali - tativa para llevarla a cabo. No obstante, se recomienda su aplicación cuando el número de agentes químicos presentes en los lugares de trabajo es elevado y cuando el higienista industrial carece de la experiencia nece - saria para priorizar sin recurrir a una metodología de - terminada. El Institut National de Recherche et de Sécurité (INRS ) ha desarrollado métodos para la jerarquización del riesgo para la salud, de incendio y explosión y para el medioam - biente. Estos métodos sirven para dar prioridad a produc - tos químicos o talleres en base a su riesgo químico poten - cial, es decir, sin tener en cuenta las medidas de control disponibles. Esta etapa de selección no debe consumir muchos recursos, por ello, el riesgo químico potencial se calcula en base a pocas variables de fácil obtención. El procedimiento y las variables consideradas son dife - rentes en función del tipo de riesgo del que se trate, así, la jerarquización de riesgos para la salud, objeto de esta NTP, se hace con tres variables: peligro, cantidad relativa y frecuencia de utilización. El método del INRS propone realizar después de la jerarquización, una etapa de evaluación cualitativa del riesgo por inhalación y del riesgo cutáneo que no se tra - tan en esta NTP. 2. CONSIDERACIONES GENERALES La identificación de exposiciones peligrosas implica obser - var el trabajo realizado, incluidas las tareas consideradas como complementarias, como por ejemplo, mantenimiento y limpieza, y las que se pueden dar de forma accidental. Se recomienda clasificar las prioridades por grupos de exposición homogénea. Un grupo de exposición homo - 1. No confundir con los de la norma UNE-EN 689: 1996. En este caso hace referencia a las fases que comprenden una tarea o procedimiento, a los lugares de trabajo o a los distintos agentes químicos.

3. 3 Notas Técnicas de Prevención Para los materiales o productos comercializados no sujetos a la normativa de clasificación y etiquetado, como son la madera, aleaciones, electrodos, etc., la clase de peligro se establece en función del agente químico emi - tido por el proceso. Las clases de peligro y los criterios para clasificar los agentes químicos dentro de las mismas se encuentran en la tabla 2. El método establece cinco clases de peligro, la clase 1 corresponde a los productos menos peligrosos, mientras que en la clase 5 están los productos más per - judiciales para la salud. La tabla 2 se ha modificado con respecto a la tabla original del INRS en base a unos criterios técnicos que exponen a continuación: • Se ha eliminado la frase R48 de la categoría 4, ya que siempre aparece combinada y, además, no tiene equivalencia con ninguna indicación de peligro H de acuerdo con el Reglamento (CE) nº 1272/2008. Tabla 2. Criterios para el establecimiento de la clase de peligro. Clase de p eligro Indicaciones de peligro H Frases R VLA mg/m 3 (1) Materiales y procesos 1 Tiene indicaciones de peligro H, pero no tiene ninguna de las que apa - recen a continuación Tiene frases R, pero no tiene ninguna de las que aparecen a continuación > 100   2 H315, H319 H335 H336 EUH066 R36, R 3 7, R38 R36/37, R36/38, R36/37/38 R37/38 R66, R67 > 10 ≤ 100 Hierro / Cereal y derivados / Grafito / Material de cons- trucción / Talco / Cemento / Composites / Madera de combustión tra - tada / Soldadura Metales- Plásticos / Material vegetal-animal 3 H302, H304 H312 H314 (Corr. Ct. 1B y 1C) H332 H361, H361d, H361f, H361fd H362 H371 H373 EUH071 R20, R21, R22 R20/21, R20/22, R20/21/22 R21/22 R33, R34 R48/20, R48/21, R48/22 R48/20/21, R48/20/22 R48/21/22, R48/20/21/22 R62, R63, R64, R65 R68/20, R68/21, R68/22 R68/20/21, R68/20/22 R68/21/22, R68/20/21/22 > 1 ≤ 10 Soldadura inoxidable Fibras cerámicas-vegetales Pinturas de plomo Muelas Arenas Aceites de corte y refrigerantes 4 H301, H311 H314 (Corr. Ct. 1A) H317, H318 H331, H334 H341, H351 H360, H360F, H360FD, H360D, H360Df, H360Fd H370, H372 EUH031 R15/29 R23, R24, R25 R23/24, R23/25, R23/24/25, R24/25 R29, R31 R35 R39/23, R39/24, R39/25 R39/23/24, R39/23/25 R39/24/25, R39/23/24/25 R40, R41, R42, R43 R42/43 R48/23, R48/24, R48/25 R48/23/24, R48/23/25 R48/24/25, R48/23/24/25 R60, R61, R68 > 0,1 ≤ 1 Maderas blandas y derivados Plomo metálico Fundición y afinaje de plomo 5 H300, H310 H330 H340 H350, H350i EUH032 EUH070 R26, R27, R28 R26/27, R26/28, R26/27/28 R27/28 R32, R39 R39/26, R39/27, R39/28 R39/26/27, R39/26/28 R39/26/27/28 R45, R46, R49 ≤ 0,1 Amianto (2) y materiales que lo contienen Betunes y breas Gasolina (3) (carburante) Vulcanización Maderas duras y deriva- dos (4) (1) (2) (3) (4) Cuando se trate de materia particulada, este valor se divide entre 10. Posee legislación específica obligatoria y requiere de evaluación cuantitativa obligatoria por ser cancerígeno. Se refiere únicamente al trabajo en contacto directo con este agente. Se refiere a polvo de maderas considerado como cancerígeno.

4. 4 Notas Técnicas de Prevención • Se ha aumentado la clase de peligro para los cancerí - genos, mutágenos y sensibilizantes. • Se ha modificado el contenido de la columna de mate - riales y procesos conforme a los cambios de categoría de las indicaciones de peligro H (o frases R). • Se ha disminuido la clase de peligro de la indicación de peligro H336 (frase R67), de la 3 a la 2, ya que, si una sustancia lleva la indicación de peligro H336 (frase R67), es porque no cumple con los requisitos de clasi - ficación como nociva por inhalación (H332). • Se ha incluido una columna para asignar la clase de peligro en función de las indicaciones de peligro H, basándose en la equivalencia entre frases R e indica - ciones de peligro H del Reglamento (CE) nº 1272/2008 y decidiendo, en caso de duda, según criterio técnico. Determinación de la exposición potencial Para el cálculo de la exposición potencial se tienen en cuenta dos variables, la cantidad relativa de producto y la frecuencia de utilización del mismo según los criterios de la tabla 5. Clase de cantidad relativa La clase de cantidad relativa se calcula con el índice Qi/ Qmáx (en porcentaje) que resulta de dividir la cantidad consumida de agente químico i (Qi) entre la cantidad correspondiente al agente químico que tiene un mayor consumo (Qmáx). Siempre que sea posible, el periodo de referencia debe ser anual, a no ser que haya algún motivo para tomar otro periodo, por ejemplo, que los pro - cesos varíen según campañas. El criterio para asignar a un producto químico una de las cinco clases de cantidad es el que se recoge en la tabla 3. Tabla 3. Clases de cantidad en función de la cantidad relativa utilizada. Clase de cantidad Qi / Qmáx. 1 < 1% 2 ≥1 - <5% 3 ≥5 - <12% 4 ≥12 - <33% 5 ≥33 - <100% Clase de frecuencia La clase de frecuencia de utilización se determina según los parámetros de la tabla 4. Existen cuatro clases de frecuencia de utilización en función de que el uso del producto químico sea ocasional, intermitente, frecuente o permanente. Tabla 4. Clases de frecuencia de utilización. Utilización Ocasional Intermitente Frecuente Permanente Día ≤ 30 min > 30 - ≤ 120 min > 2 - ≤ 6 h > 6 h Semana ≤ 2 h > 2-8 h 1-3 días > 3 días Mes 1 día > 2-6 días 7-15 días > 15 días Año ≤ 15 días > 15 - ≤ 2 meses > 2 - ≤ 5 meses > 5 meses Clase → 1 2 3 4 0: El agente químico no se usa hace al menos un año. El agente químico no se usa más La exposición potencial se determina combinando las clases obtenidas en base a la cantidad relativa y a la frecuencia de utilización. Tal y como se aprecia en la ta - bla 5, estas combinaciones dan lugar a cinco clases de exposición potencial. Tab la 5. Determinación de las clases de exposición potencial. Clase de cantidad 5 0 4 5 5 5 4 0 3 4 4 5 3 0 3 3 3 4 2 0 2 2 2 2 1 0 1 1 1 1 Clase de 0 1 2 3 4 frecuencia Puntuación de riesgo potencial El cálculo del riesgo potencial se hace a partir de las clases de peligro y de exposición potencial, siguiendo el criterio establecido en la tabla 6. Tabla 6. Puntuación del riesgo potencial. Clase de exposición potencial 5 100 1.000 10.000 100.000 1.000.000 4 30 300 3.000 30.000 300.000 3 10 100 1.000 10.000 100.000 2 3 30 300 3.000 30.000 1 1 10 100 1.000 10.000 Clase de 1 2 3 4 5 peligro Establecimiento de prioridades La etapa de jerarquización concluye con el establecimien - to de prioridades para los distintos agentes químicos se - gún los criterios de la tabla 7. Tabla 7. Establecimiento de prioridades. Puntuación / producto Prioridad > 10.000 Elevada > 100 - ≤ 10.000 Media ≤ 100 Baja Cuando la puntuación del riesgo potencial es la misma para dos agentes químicos, la prioridad se establecerá en función del que tiene la clase de peligro más alta. De esta forma, la jerarquización permite distinguir los agentes químicos peligrosos, los lugares de trabajo o las fases que comprenden una tarea o procedimiento que necesitan una actuación prioritaria de aquellos cuya prio - ridad es baja.

Vistas

  • 1198 Vistas totales
  • 868 Vistas del sitio web
  • 330 Embedded Views

Acciones

  • 0 Social Shares
  • 0 Me gusta
  • 0 No me gusta
  • 0 Comentarios

Veces compartido

  • 0 Facebook
  • 0 Twitter
  • 0 LinkedIn
  • 0 Google+

Incrusta 1

  • 1 www.google.com.gt