¿OZONO O LEJÍA COMO DESINFECTANTES FRENTE AL COVID-19?

Recomendaciones del Ministerio de Sanidad

¿Podemos utilizar el ozono como desinfectante para prevenir el Covid-19 o Coronavirus?

Las propiedades desinfectantes son proporcionadas por las sustancias activas que contienen, pero no todas las sustancias son eficaces frente a todos los organismos nocivos. De hecho, el tipo de sustancia activa utilizada, la concentración en la que se encuentre en la formulación, entre otros aspectos, condicionan la eficacia del producto biocida. Por ello, es importante utilizar aquellos que hayan demostrado ser capaces de ejercer una acción virucida de amplio espectro.  Los desinfectantes virucidas autorizados por el Ministerio de Sanidad se pueden consultar en su web (haciendo click en la imagen) o descargándote el Listado de productos virucidas autorizados atendiendo a la norma UNE-EN-14476.

El ozono es un producto en evaluación, por lo que no se puede recomendar todavía su uso. En caso de utilización, se debe aplicar siguiendo las pautas y recomendaciones de prevención facilitadas por el fabricante y su servicio de prevención.

U no de los desinfectantes que las autoridades sanitarias recomiendan es la lejía que se muestra muy efectiva en la inactivación de los coronavirus. Aunque se desconoce cuál puede llegar a ser la carga viral existente en una superficie inanimada durante un brote, resulta muy plausible reconocer que la desinfección la reducirá.  Se ha demostrado que la eficacia de la lejía es muy grande: con una concentración del 0,21% aplicada durante 30 segundos de tiempo se reduce la infectividad viral en más de 10+4.

En las lejías comercializadas normalmente (35 g/litro), una dilución de 1:50, proporciona una concentración de 0,07 % y por tanto eficaz.

Preparación de dilución y procedimiento limpieza/desinfección:

1.   Ponga 20 mililitros de la lejía que tiene (no importa la marca) en una botella de litro y llene con el agua del grifo hasta completar

2.   Cierre y dele la vuelta varias veces. Ya la tiene preparada al 1:50, en cantidad de 1 litro.

3.   Moje la bayeta en esta disolución para limpiar y desinfectar las superficies.

4.   Limpie a bayeta con agua del grifo tras cada uso y vuelva a impregnarla con esta disolución de lejía.

Es importante que desde la preparación de las soluciones de hipoclorito sódico hasta su uso pase el menor tiempo posible, con objeto de evitar que, por evaporación, la concentración de esta sustancia activa vaya disminuyendo.